Dos cruceños en el gabinete

Manfredo Kempff Suárez

Sobre la participación de los cruceños en el actual gabinete ministerial, es necesario puntualizar que no son cuatro los ministros  que representan a nuestra región, sino dos. Los ministros cruceños son el de Defensa, Reymi Ferreira, y la de Comunicación, Gisela López. Esto, porque se ha dicho que además son ministros cruceños el de Gobierno, Carlos Romero Bonifaz y el viceministro de Autonomías, Hugo Siles Núñez del Prado. Si existen 20 o más ministros en el Gobierno masista querría decir que la presencia de los cruceños en el consejo de ministros es bastante pobre para el Departamento más grande del país en todo sentido.

Es así, lamentablemente, porque Santa Cruz sólo tiene dos ministros como hemos afirmado. Y son solamente dos porque Carlos Romero no es cruceño por ningún lado. Nacido en La Paz el 23 de agosto de 1966 (salvo que Wikkipendia se equivoque) se formó en la UMSA y apareció como candidato por Santa Cruz para la Asamblea Constituyente el año 2006. Fue impuesto por organizaciones indígenas y campesinas. Además de que basta con oír hablar a Romero para darse cuenta que no nació por estos trechos. Y el otro, Hugo Siles, simplemente no es ministro sino viceministro de Autonomías, aunque participe de las reuniones de gabinete. Además de que Siles tampoco es nacido en Santa Cruz, sino en La Paz el 5 de mayo de 1968.



No se trata de que por una “s” de más o una “j” de menos un ministro represente a Santa Cruz o no. De lo que se trata es de dejar plena constancia que en el gabinete ministerial actual sólo existen dos ministros cruceños, es decir al 10% del poder. Si de 20 ministros hay solo dos cruceños, ya podemos ver cuál es el peso de nuestra región en las decisiones de la Plaza Murillo. Hace algunos años lo más emblemático que teníamos en el gabinete era Nemesia Achacollo Tola, señora de pollera, nacida en Yapacaní, provincia de Ichilo de Santa Cruz, de padres llegados de Oruro y miembro (¿”miembra”?) de las Bartolina Sisa.

Bueno, eso es todo. Al parecer los ministros cruceños (y cruceñas) más destacados (y destacadas) que hemos tenido durante el gobierno masista han sido pocos (y pocas) y no precisamente de raigambre camba. Que hayan sido los más influyentes es porque se ganaron su lugar luchando al lado de los “movimientos sociales” que en Santa Cruz no acababan de conocerse. Hoy sólo el 10% del gabinete se puede considerar como cruceño. No es cuestión sólo de una protesta regional, sino de sumar y restar y de que no nos quieran meter los dedos en la boca.