Hochshild, el minero que salvó 8 mil judíos durante el nazismo

ANF y EL PAÍSDe los denominados Barones del Estaño, Moritz Hochschild, fue el que menos popularidad tuvo debido a que se le atribuía un carácter muy cruel y despiadado en el ámbito de los negocios. Sin embargo, el tiempo se encargó de develar que él acogió a varios judíos en Bolivia.Según un artículo publicado por el diario español “El País”, la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) cuenta con una serie de documentos que prueban este acto filantrópico de Hochschild por el que más de 8.000 judíos llegaron al país, entre 1938 y 1940, salvando la vida del Holocausto que se generó tras el ascenso nazi en Europa.

Boletín de noticias
Recibe todos los días los principales titulares de lostiempos.com, directamente por correo.

“Mucha de esta documentación está relacionada con el Holocausto. Con el traslado de inmigrantes judíos de Europa central a Bolivia en una especie de red que había armado Hochschild. Esa documentación trae información primaria relevante y única en el mundo”, señaló el director del archivo de la Comibol, Édgar Ramírez.En 1999, se comenzó con el trabajo de ordenamiento de los documentos de la empresa estatal que fue nacionalizada tras la llamada “Revolución del 52”.Hochschild fue un judío alemán que estudió ingeniería de minas en Freiberg y obtuvo un doctorado en economía y finanzas. Nació en 1881 en Biblis y falleció en 1965 en Francia. Desde 1921 comenzó su labor minera en Bolivia y dentro de algunos se convirtió en un magnate al igual que Simón I. Patiño y Carlos Aramayo.Los documentos correspondientes a Hochschild comprenden una extensión de 50 metros.Según la jefa de información de la empresa estatal, Carola Campos, el hallazgo de estos papeles constituyó una grata sorpresa que ayudó a conocer de más de cerca al magnate judío.DATOSUna carta de niños judíos. Entre los documentos está una carta de niños de origen judío de una escuela en La Paz en la que solicitan a Hochschild ayuda para mejorar sus casas.Envío de visas de trabajo. Debido a las buenas relaciones de Hochschild con el presidente boliviano, Germán Busch, el Comité Judío Americano de Distribución Conjunta (Joint, por sus siglas en inglés) logró la llegada de migrantes judíos con visas de trabajo para distintas áreas.Una nueva perspectiva sobre el magnate. Según el director del archivo la Comibol, el carácter frío y calculador para los negocios de Hochschild fue aparente.

Fuente: lostiempos.com