La Paz. Vuelve el monumento de José de San Martín a la plaza que lo cobijó desde hace más de 50 años

La gran figura ecuestre fue obsequiada solemnemente en 1962 por el gobierno argentino a la República de Bolivia.jose.martin2Monumento de San Martín. Foto: Embajada de ArgentinaLa Paz, 31 enero (ANF).- El monumento del general José Francisco de San Martín vuelve a la plaza del mismo nombre, también conocida como Triangular en la zona de Miraflores. El acto de restitución se realizará este miércoles a casi dos años de su retiro, para dar paso a la construcción de una de las estaciones de la línea blanca de Mi Teleférico que fue aprovechado por la Alcaldía que hizo un viaducto.La escultura de más de dos toneladas del militar y político rioplatense da cuenta de la importancia del estratega cuyas campañas revolucionarias fueron decisivas para las independencias de Argentina, Chile y Perú. Fue reconocido junto con Simón Bolívar como libertador de América por sus importantes contribuciones a la autodeterminación de la una parte de la América española.La gran figura ecuestre fue obsequiada solemnemente en 1962 por el gobierno argentino a la República de Bolivia, y es una réplica de más de dos toneladas de peso, de la estatua original realizada en 1862 por el gran escultor francés Luis Daumas.Tanto la vestimenta de San Martín como su sable curvo y su montura son una representación fiel de los verdaderos, pues sus familiares los habían conservado después de su muerte. Su imagen refleja una actitud serena, aunque segura en su liderazgo, señalando con su brazo derecho extendido el camino a sus tropas bajo su mando.La autoridad central de la época dispuso a la Alcaldía su emplazamiento, y la Municipalidad utilizó dicho espacio público para su instalación.Al acto de entrega asistieron las principales autoridades de entonces, encabezadas por el presidente boliviano Víctor Paz Estenssoro, junto a su gabinete, el alcalde Ángel Gómez García y algunos Comités Cívicos.La Embajada Argentina recuerda que en aquella oportunidad tampoco faltaron los Amigos de la Ciudad, quienes entregaron una placa resaltando la “hermandad boliviano-argentina”. Fue así como el monumento coronó la plaza, acompañando a los vecinos en la transformación de la ciudad, la vida del barrio, las ofrendas florales y desfiles que la Embajada Argentina realizaba allí en cada aniversario patrio.Como consecuencia de los cambios en la urbe paceña, a raíz de las obras de construcción de la nueva línea blanca del teleférico, la estatua de San Martin montando a caballo debió ser removida a la ciudad de El Alto.El operativo de traslado no resultó nada sencillo por las dimensiones de la estatua, su peso y la delicadeza de su trabajo artístico que exigía todos los cuidados y precauciones.Por ello, fueron necesarios el auxilio de grúas y un camión especialmente acondicionado, además de hacer gran parte del recorrido en la madrugada, ya que el ancho de la pieza hacía imperioso ocupar casi dos carriles de las avenidas, lo que en horarios diurnos podría ocasionar un gran perjuicio a la ciudadanía.Para satisfacción de los vecinos de Miraflores y de toda La Paz, este ícono de la ciudad, de gran representatividad para ambos países, vuelve con sus características intactas a la plaza que lo cobijó durante tanto tiempo.Gracias a la labor de la empresa Doppelmayer y los cuidados de la escultora y restauradora Giancarla Muñoz Reyes, se ha podido dar nueva vida a la hermosa escultura.Sobre el monumento la artista comentó: “La estatua estaba enmohecida y tenía algunos defectos. Si bien es un bronce antiguo y ahora se lo trata de otra manera, se ha conservado muy bien y está en perfectas condiciones. Más que restauración ha sido una limpieza profunda a base de lijados con ácidos y luego se ha vuelto a pasar una pátina. Es una estructura perfecta para estar en la intemperie porque se va poniendo más verde con el tiempo. Es una bellísima escultura”.