Una santa para Bolivia


El Vaticano acaba de anunciar la canonización de la primera santa que podría considerarse boliviana, pues pese a que la religiosa Nazaria Ignacia nació en España, pasó casi toda su vida en nuestro país, hasta su muerte acaecida en Argentina en 1947. La madre Nazaria llegó de la mano de la congregación de los Ancianos Desamparados y se afincó en Oruro, donde creó una nueva orden de monjas, las “Religiosas Cruzadas de la Iglesia” que están repartidas por toda Bolivia, realizando básicamente tareas de promoción de la mujer.

“Quiero levantar a Bolivia de su postración, no quiero solo pan para sus pobres, ni repartir limosnas que se recogen de la caridad, sino elevar la dignidad de este pueblo, enseñándole a trabajar, procurándole trabajo digno, haciéndole sentir que en las manos de todos, y de cada uno, está el participar de la belleza, de la armonía, la dulzura y la felicidad de sentirse hijo de Dios”, decía la Madre Nazaria, mostrando así un modelo de pensamiento que nos viene muy bien en estos días de populismo paternalista y esclavizador.



Fuente: eldia.com.bo