El Ejército toma distancia de Ortega y «no reprimirá»

Managua

El Ejército de Nicaragua tomó distancia ayer del presidente Daniel Ortega al asegurar que “no reprimirá” a la población que se manifiesta contra el Gobierno, dijo el portavoz del Ejército a la AFP.



“No tenemos porque reprimir” a la población que se manifiesta en las calles. “Creemos que el diálogo es la solución” para resolver la actual crisis, dijo el portavoz del Ejército, coronel Manuel Guevara, sobre las generalizadas manifestaciones y bloqueos de ruta que sumieron al país en una crisis y que han dejado 51 muertos.

Guevara dijo que la posición de las fuerzas armadas en esta crisis, que lleva casi un mes, está apegada al mandato constitucional de “proteger objetivos vitales para el funcionamiento del país”.

“Rechazamos informaciones manipuladas que nos quieren hacer aparecer reprimiendo” las protestas, dijo Guevara en relación a presencia de soldados en algunas entidades públicas.

El militar confirmó contactos con gremios de productores para exponer la posición de la institución castrense en la actual crisis, luego de que un directivo del gremio de ganaderos hiciera públicos los encuentros.

El presidente de la asociación de ganaderos, Giovanni Caprotti, reveló que el pasado 4 de mayo sostuvo, a petición del mando castrense, un encuentro con el general Oswaldo Barahona, jefe de operaciones de la IV región militar que comprende los departamentos de Rivas, Granada, Carazo y Masaya.

Caprotti dijo, en declaraciones al canal 15 de televisión por cable, que Barahona reiteró que la actuación del Ejército se limita a combatir al narcotráfico.

 

PROBLEMAS

Muere víctima 52 de las protestas

Un hombre que resultó herido en un tiroteo en el norte de Nicaragua se convirtió ayer en la víctima número 52 de las protestas contra el presidente Daniel Ortega, tras luchar por su vida durante 22 días, informó el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh). César Castillo, de 42 años, falleció producto de un paro respiratorio, consecuencia de una herida en un pulmón.

Fuente: lostiempos.com