La curiosa apuesta del ahora nuevo Cardenal para construir una iglesia en Bolivia

Cuando aún era obispo, Toribio Ticona hizo una singular apuesta que le permitió construir una iglesia en un pueblo.

No es algo usual, pero lo hizo por construir una nueva Iglesia. El ahora nuevo cardenal de Bolivia, monseñor Toribio Ticona, apostó con un minero tomar cerveza para construir un nuevo templo en un poblado llamado Chacarilla.



La anécdota, relatada por él mismo en una pasada entrevista, le llena de gracia y risa pues comenta que el minero, que era dirigente sindical, lo menospreció en el trabajo de la mina, razón por la cual el obispo le había desafiado a realizar alguna actividad minera, pues conocía ese trabajo, lo cual fue rechazado y reducido al consumo de un par de cervezas.

“Tomamos uno, dos (cervezas). Él (el minero) se rindió y me dijo: ‘desde ahora eres mi amigo, pedime lo que quieras’. Como yo no tenía una iglesia grande sino una capilla pequeñita, le digo reúne a toda la clase trabajadora. Hice la estrategia y entonces construí, y digo eso, gracias al desafío de tomar cerveza”, relata Ticona con risas de por medio por la ocurrente situación.

Fuente: paginasiete.bo