Bienvenido, presidente español

Manfredo Kempff Suárez

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, puede estar seguro de que es bienvenido a Bolivia, y en especial a Santa Cruz, donde desde siempre se defiende a España, se la quiere, y se rechaza las embestidas del actual y falso andino-centrismo, que, a través de S.E. el primer mandatario, busca borrar toda influencia española en el país, denigrando lo que fue su presencia en América, atribuyéndole todos los males habidos y por haber, sin reconocer nada de lo positivo que nos dejó su cultura, de la que los cruceños estamos orgullosos.

Para S.E. España ha sido una peste que cayó sobre América. Eso, por su falta de conocimiento de la historia y de la evolución de las civilizaciones. S.E. está encaprichado en que se modifique una estrofa del himno cruceño donde se dice: “La España grandiosa, con hado benigno, aquí plantó el signo de su redención…” ¿Es posible imaginar atrevimiento mayor? ¿Pretender que en Bolivia reneguemos de lo que fue el Descubrimiento y la llegada de los españoles? S.E. está dentro de la corriente que impulsaba Hugo Chávez, afirmando que Colón era un “genocida”. ¿Habrá ignorancia más grande?



Pero, además, sin un discurso serio, profundo, convincente, de los presuntos males que trajo España, promociona cambios hasta de los nombres castellanos de calles y plazas; afirma que existen ciudades que no deberían llevar apellidos de algunos conquistadores a los que habría que borrar de la historia. Y ahora ataca a la monarquía, muerde la mano generosa, desconociendo que quien lo recibió en el Palacio Real, cuando S.E. no era sino un pobre presidente electo que tiritaba de frío en una gira por le Europa, invernal fue el rey Juan Carlos de Borbón.Seguramente que S.E. piensa que don Pedro Sánchez actuará como su antecesor socialista el señor Zapatero, a quien lo único que le interesaba era hacer política más que cooperación e inversiones. Y de ahí que Zapatero sigue en la insania populista, demagógica, desvergonzada, que vemos en el caso de Venezuela. Hoy lo observamos con malestar al señor Zapatero, junto a Pablo Iglesias, promoviendo mítines en España en favor de la cuarta candidatura de S.E., es decir apoyando el autoritarismo, en contra del sistema de derecho.Sabemos que el presidente Sánchez tiene una mentalidad democrática y que no caerá en las redes de los populistas. Y estamos convencidos de que su visita a Bolivia será exitosa, porque en vez de entrometerse en nuestra política interna, consolidará  importantes acuerdos de cooperación, honrando la tradicional amistad que siempre ha existido entre nuestras dos naciones.