Estadios y requisitos para el ascenso

La Copa Simón Bolívar 2018 iniciará el próximo sábado 8 de septiembre en los nueve departamentos y algunas provincias del país. Para que se desarrolle sin mayores inconvenientes, la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) cuenta con requisitos mínimos en los escenarios deportivos, con el propósito de asegurar un buen espectáculo futbolístico.

No obstante, algunos recintos tienen algunas observaciones que pueden ser subsanadas, principalmente el tema del aforo.



Requisitos

Cristian Quiroga, gerente de infraestructura de la FBF, sostuvo ayer que todos los escenarios deben contar con ciertas condiciones mínimas para consolidar su uso para este tipo de torneos nacionales de ascenso.

“La federación es la que verifica la distribución geométrica del escenario, tanto a lo largo como ancho, y deben cumplirse. Principalmente la cancha y las gradas”, dijo Quiroga.

De acuerdo a las normas federativas, el campo de juego debe tener un largo entre 90 y 120 metros y un ancho comprendido entre 65 a 75 metros. El arco debe contar con un ancho de 7,35 y un alto de 2,44 metros.

El aforo mínimo que un recinto debe tener es de 3.000 espectadores cómodamente sentados, situación que algunos escenarios no cumplen, como el estadio Hipólito Lazarte de la población de Vinto.

Además, los recintos (previa inspección para ser homologados) deben tener un muro perimetral, dos accesos de ingreso y salida (calles), malla de seguridad que divida la cancha de las tribunas, sala antidoping, vestuario local y visitante, camarín para árbitros, baños, boleterías e ingresos diferenciados para público y equipos.

VINTO YA TUVO UN TORNEO DE ASCENSO

Para la Copa Simón Bolívar Adecuación 2017, Universitario de Vinto jugó el certamen de ascenso en el estadio Municipal de Quillacollo, antes de poder utilizar el estadio Hipólito Lazarte, recinto con una capacidad de 1.500 espectadores.

Si bien desde entonces cuenta con vestuarios, vías de acceso y una gradería desarmable en su extremo sur, aún el aforo del escenario sigue siendo menor, pese a que este estadio ya fue homologado en una pasada gestión.

También existe otro antecedente: en el Nacional B 2013-2014, el estadio Leopoldo Fernández de Porvenir, Pando, fue habilitado -provisionalmente- para albergar los partidos de la U de Pando.

Fuente: lostiempos.com