Un cura argentino aparece en un informe sobre pedofilia de Estados Unidos

Un cura mendocino, de 54 años, figura en un informe judicial sobre pedofilia que fue presentado por la Corte Suprema de Pensilvania. Se trata de Carlos Urrutigoity, quien aparece en un listado de 300 sacerdotes involucrados en abusos sexuales cometidos durante 70 años contra más de mil víctimas en el estado norteamericano.

Urrutigoity, que aparece en la página 880 de las 1356 del documento, nunca ejerció como sacerdote en el país pero estableció una «licencia sabática» en la Argentina como sacerdote de la diócesis de Ciudad del Este, en la triple frontera paraguaya.El cura fue agregado al expediente estadounidense por el testimonio que realizó un joven, identificado con el pseudónimo John Doe, en 2003.Según su relato, conoció a Urrutigoity en 1999, cuando transitaba su segundo año en la Sociedad de San Juan, un grupo católico que dependía de la diócesis de Scranton, en Pensilvania, donde participaba de los campamentos y debates sobre la fe.La víctima recordó que rechazó al religioso cuando le propuso dormir juntos. Las insinuaciones siguieron hasta que una noche, contó, se despertó con la mano del sacerdote sobre sus genitales.Cuando el joven y sus padres hicieron la denuncia el delito había prescripto. No obstante, el caso se resolvió con un arreglo extrajudicial: el pago de 380.000 dólares para la víctima.La primera denuncia de abuso en su contra la hizo en 1989 un compañero del seminario en La Reja, en el oeste bonaerense, por «comportamientos incorrectos».Desde entonces, siguió sumando acusaciones en todos sus destinos: tres diócesis de Estados Unidos, y también en las de Mendoza y Paraguay.Fue el Papa Francisco quien ordenó trasladar a Urritigoity a la diócesis de Ciudad del Este en 2015 luego de años de acusaciones de abuso sexual.

Urrutigoity también fue mencionado como uno de los religiosos pedófilos al final de la película Spotlight, que refleja la investigación periodística que destapó los abusos en Boston.

Fuente: clarin.com