María Eugenia Choque: «Llenar acefalías en el TSE es una atribución de la Asamblea Legislativa»

Confesó que llegó al Gobierno de Mesa por invitación del exministro Ricardo Calla. No lo puso en su currículum, porque quiso privilegiar lo académico en su hoja de vida. 

La presidenta del TSE abrió un espacio en su agenda y atendió a este medio en su despacho
Tras una semana en el cargo, María Eugenia Choque hace una evaluación. Queda claro que cree que el trabajo esencial del TSE es cumplir el calendario electoral y, contrariamente a su colega Antonio Costas, apoya el proceso que encaró el oficialismo en la Asamblea para llenar las acefalías. ¿Cuál es la evaluación que tiene una semana después de recibir el cargo?Aceptar hacerme cargo de la presidencia (del TSE) es parte de un proceso que fuimos trabajando, vamos a darle continuidad a la labor realizada por la anterior presidenta. Es un esfuerzo conjunto de la Sala Plena, fuimos siete vocales que trabajamos de manera colectiva entre consensos y disensos como parte de una dinámica interna que tuvimos. Seguiremos el trabajo porque es parte de una agenda construida entre todos. El martes próximo se cierran las inscripciones para las alianzas, ¿cómo anda eso?Uno de los hitos importantes es el martes 13 de noviembre como último día para la solicitud de registro de alianzas. Justamente ayer aprobamos el reglamento para el registro de alianzas. ¿Qué elementos destacaría en ese documento?Es un reglamento de siete artículos con dos disposiciones transitorias. La solicitud de registro de alianza debe ser dirigida a la Sala Plena, firmada por los representantes legales de los partidos políticos o agrupaciones ciudadanas que conforman la alianza. Cada una de ellas deberá acreditar a dos representantes, quienes realizarán todas las actuaciones requeridas a nombre de la coalición. La entrega de los documentos la podrán realizar hasta las 23:59 del martes 13. La verificación del cumplimiento de los requisitos estará a cargo de la Sala Plena que emitirá la resolución el viernes 23 de noviembre. ¿Cómo ve el proceso que realiza la Asamblea Legislativa para llenar las acefalías de vocales del TSE, coincide con Antonio Costas, que decía que este proceso es oficioso e innecesario?Yo pienso, y diré mi criterio personal, no es de Sala Plena, no lo hemos hablado en esa instancia, no debería lanzar un criterio personal, pero sin embargo lo voy a hacer. Para mí, llenar acefalías en el TSE es atribución de la Asamblea, porque nosotros también dentro de lo que es nuestro mandato tenemos trabajo que realizamos y está en función del calendario.Mañana se incorporará a la Sala Plena la nueva vocal (Lidia Iriarte), es parte del equipo de trabajo, le haremos parte de nuestra labor. ¿Qué opina que funcionarios públicos puedan postularse como vocales?No quisiera hablar sobre ese tema, porque considero que no es conveniente emitir criterios personales.¿Cómo ve usted el tema de la presión contra el TSE?Toda nuestra atribución y nuestro mandato es cumplir el calendario electoral. Yo le puedo dar fe de las acciones que hacemos, el cumplimiento fiel del calendario que tiene resolución de Sala Plena.¿Solo se verificará si todos los partidos cumplen requisitos sin ir al fondo en el caso del presidente?, es decir, ¿tiene o no el TSE facultad para definir su candidatura?Yo no puedo adelantar nada, el 8 de diciembre será un hito importante en el que se va a publicar las listas de los binomios presidenciales habilitados por el TSE.¿Y la presión, como la de los colectivos que luego de marchar harán una vigilia en la puerta del tribunal?Le vuelvo a mencionar, el sábado 8 de diciembre tendremos el registro y publicaremos la lista de los binomios. Ya acciones que se tomen es parte propia de la movilización. En lo que concierne a nosotros, el sábado 8 de diciembre haremos la publicación.¿Y qué dice de la amenaza del vicepresidente del MAS, Gerardo García, que afirmó que si ustedes no habilitan al presidente tendrán que atenerse a las consecuencias?No quiero dar criterios sobre eso.¿Cómo enfrentar la presión entonces?Cumpliendo nuestro trabajo, nuestro mandato. Es parte de la labor de cumplimiento del calendario electoral, eso nos toca hacer. Lo otro será decisión de la Sala Plena.En el país hay un gran debate en torno a lo que ustedes definirán el 8 de diciembre, ¿cómo lo han evaluado?No lo hemos evaluado. Es decir, hemos estado como dos semanas sin Sala Plena, y ahora levantamos las actividades de prioridad. Por ejemplo, el caso del revocatorio de Bolpebra que no se realizará por falta de recursos financieros.Tenemos el 25 de noviembre el desafío de que cinco departamentos ingresan a la aprobación o rechazo de sus cartas orgánicas.Esa actividad depende de los tribunales departamentales, nosotros llevamos acciones de supervisión, acompañamiento y producción de material.¿Había tendencias dentro del TSE, una institucionalista y otra afín al oficialismo?Nosotros trabajamos en lo que es el cumplimiento a la norma. Siempre hubo disensos, disidencias, como parte de un ejercicio de la democracia.¿Pero esas disidencias acaso no se producen en temas que tocan intereses de partidos, una acción de demócratas o la reelección presidencial, como dos ejemplos?Nos basamos en el cumplimiento a la norma. Este no es un escenario político.¿No fue el Gobierno del MAS el que impulsó su designación en el Foro Permanente para Cuestiones Indígenas?En el caso mío la representación es por pueblos indígenas y específicamente a la red de mujeres indígenas sobre biodiversidad de América Latina y el Caribe que en noviembre cumple 22 años. No fue por parte del Gobierno.¿Cómo llegó a un viceministerio en el gobierno de Mesa?Una invitación del entonces ministro Ricardo Calla.¿Cómo lo conoció?Mire, yo hago trabajo académico y tengo amigos. Fui docente en la UMSA, en la Upea, en la UTO. Soy parte de un trabajo de investigación que siempre realicé en mi vida académica.¿Por qué no puso en su currículum que fue viceministra e incluso ministra interina?No tengo en mente eso, generalmente cuando se prepara un currículum uno tiene el derecho de elegir lo que incluye.¿No fue porque pensó que le podía perjudicar en el proceso de selección para ser vocal que enfrentó en la Asamblea?No había pensado en eso. Tampoco lo incluí en el tema del foro. Quise poner más un peso académico, antes que político.¿Tuvo contacto con Mesa en ese gobierno?No tuve contacto con Mesa. No quisiera hablar más de cuestiones personales. La verdad, estos días sufrí mucha violencia y tengo sentimientos. Creo que quiero hacer un alto, asumo un trabajo institucional, la presidencia, y mi labor desde el día que asumí, fue institucional.Con mucha presión.Sí, con mucha presión, es parte de este proceso.¿Y de quién la recibe?De todos lados. A mí me duelen los insultos que me llegan. Que me lo digan en mi cara y mellan la dignidad de una mujer aimara, eso es racismo y discriminación.Por ejemplo se dijo que usted no era mujer de pollera.Yo tengo mi estirpe aimara. Mi padre, mi madre, mis hermanas, mis familiares fueron de pollera. Mi cara lo dice, soy Choque Quispe. No lo puedo negar, la pollera es parte de mi construcción y mi orgullo. Por favor, déjennos trabajar, muchas gracias.EL DEBER / Marcelo Tedesqui Vargas