‘Mosito’ está delicado de salud y fue distinguido por los comparseros

El cuadro médico de este personaje del Carnaval cruceño muestra complicaciones renales y cardiacas; estuvo internado casi un mes y los Socios quisieron alegrar su cumpleaños con visita y plaqueta



Silvana Vincenti

“Mario Eduardo Roda Atalá”, dice el encabezado, que seguro muchos no identifican porque la fama lo encontró con apodo.

“Por formar parte de la historia, la cultura y la tradición de nuestro amado pueblo, hacemos un merecido homenaje a su trayectoria y aporte, con el ánimo de resaltar el orgullo de ser cruceño”, continúa el texto de la plaqueta que los aspirantes a coronadores 2020, los Socios, llevaron al hogar de ‘Mosito’ para animarlo por su cumpleaños.

Antes de esa alegría, estuvo internado más de 20 días, el azúcar se le disparó, padece diabetes desde hace una década. Empezó a usar insulina y, según Ingrid, hermana de ‘Mosito’, los médicos dijeron que su cuadro es complejo, con complicaciones cardiacas y renales, aunque por el momento no requiere diálisis.

La glucosa se le ha estabilizado un poco, pero ‘Mosito’ tuvo que salir del centro médico. Quienes lo conocen pueden imaginar por qué. El hombre habitado por un corazón de niño no puede con su genio, la calle y los amigos le inyectan vida, en disputa con los años que ya le están pasando por encima, bordea el medio siglo de edad.

Cumpleaños atrasado

El natalicio de ‘Mosito’ es el 18 de octubre, pero coincidió con su hospitalización, así que la familia lo festejó con algo de retraso en su hogar, ubicado por la zona de la iglesia La Santa Cruz.

Los 15 comparseros arribaron a esa dirección, acompañados por su soberana, Taliana Tufiño Aguilera, y compartieron un té de siesta. Antes de partir, le obsequiaron a Mario Eduardo una casaca, en la que aparece él, a la par de grandes protagonistas del Carnaval cruceño. Entre dos mascaritas, ‘Mosito’ acompaña a Gladys Moreno, Guísela Santa Cruz, el Camba Florencio, el opa Juanoncho, etc.

Después, un ‘Mosito’ debilitado, más de lo habitual, recibió a EL DEBER apenas levantando la mirada y tomó trabajo pararlo para la foto. No es el mismo, acostumbrado a ser el amo y señor de su energía y dueño de sus caminos, sigue en proceso de recuperación. Mientras tanto, reclama la visita de los que sí son sus comparseros de muchos años, los Guachas, con quienes celebraba los carnavalitos dejándose enterrar.

El pedido familiar

Ingrid, una de las hermanas de Mario Eduardo, aprovecha la oportunidad para pedir que le tengan paciencia. “No lo fastidien, es cuando lo maltratan que él reacciona mal, ‘Mosito’ entiende con amor porque es un niño muy cariñoso. Hay gente bien abusiva, sobre todo los empleados de los restaurantes y los guardias, que lo sacan como si fuera un estropajo. Lo han golpeado, hasta le han hecho choques eléctricos en un supermercado, le quitan su platita, sus remedios, le cortan los zapatos”.

‘Mosito’ tiene discapacidad intelectual, mucha inocencia y adicción a la calle, por eso es todo un drama retenerlo, es asfixiarlo.

Fuente: eldeber.com.bo