Ministro Quintana arremete contra Mesa, dice que es pontífice del neoliberalismo y un fracasado

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana instó a la población boliviana a reflexionar porque considera que con el retorno de Mesa al Gobierno sería “un salto al vacío y volver al siglo XIX”.

Quintana y Mesa

Quintana y Mesa. Fotos: Abi y captura de pantalla.

La Paz, 12 de febrero (ANF). – El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, identificó este martes al candidato a la presidencia de Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, como el “mayor pontífice mediático” del neoliberalismo en el pasado y como un fracasado.

Siga las noticias de eju.tv por //t.me/ejutv - Telegram


“Mesa era el mayor pontífice mediático del sistema neoliberal, todos los días se lo veía cambiando corbata como enseñando a la ciudadanía a convivir en un proyecto neoliberal. (Pero luego) el fracaso del neoliberalismo también fue el primer fracaso de Carlos Mesa como el pontífice del modelo neoliberal”, manifestó Quintana, en una entrevista con la radio estatal Patria Nueva.


Indicó que Mesa fue el vocero “privilegiado” del modelo neoliberal cuando trabajaba en los medios de comunicación y en tal sentido  fue “uno de los mayores discípulos de esta teoría que fracasó después en sus propias manos”.


Es así que “durante muchos años había pontificado el éxito del modelo y ‘Goni’ (Gonzalo Sánchez de Lozada) era como su ídolo político porque nos iba a traer la gran solución a los bolivianos, por eso todas las noches, a las 20.00, Carlos Mesa ocupaba las pantallas de la televisión diciéndonos a los bolivianos que debíamos seguir las recomendaciones, los consejos del neoliberalismo, del MNR y de Goni”, señaló.


Finalmente –según el Ministro– Mesa recibió, como premio a su tarea de «masaje mental» a favor del neoliberalismo, su designación como Vicepresidente del segundo gobierno de Sánchez de Lozada.


Pero luego “tuvo que probar su propia medicina (porque) lo vimos en el centro de una gran tragedia (febrero negro y la masacre de octubre de 2003). Y ese Carlos Mesa, que estaba mirando el desangramiento del país desde el tercer piso del Palacio de Gobierno y que estaba mendigando plata al FMI, al gobierno gringo, terminó siendo presidente (con la salida forzosa de Sánchez de Lozada y después también concluyó renunciando)”, sostuvo.


“Entonces ahí tienes a Carlos Mesa fracasado como pontífice mediático del neoliberalismo, lo tienes a Carlos Mesa fracasado como vicepresidente del mejor alumno del neoliberalismo y lo tienes a Carlos Mesa fracasado en su gobierno porque es el campeón mundial de la renuncia, todos los días nos levantábamos con la noticia de que estaba renunciando”, agregó.


Por tanto –de acuerdo a Quintana– si Mesa representa un modelo fracasado, la sociedad boliviana “tendría que empezar a reflexionar” porque su retorno al Gobierno “sería un salto al vacío y sería volver al Siglo XIX”.


“Entonces en Carlos Mesa se expresa una psicología del fracaso (…) pero además no solo es un sujeto que ha fracasado, sino que culpa de su fracaso a otros (…) y a quien responsabiliza de todos sus fracasos es al presidente Evo Morales”, apuntó.


Mesa es el candidato que más se acerca a Morales en la intención de voto de la población boliviana rumbo a las próximas elecciones presidenciales.