Presumen que reos que se fugaron de una cárcel de Brasil llegaron a Bolivia

Tras la fuga de 12 reos de la cárcel de Cruzeiro do Sul en el interior de Acre en Brasil, las policías de Perú y Bolivia coordinan acciones para reforzar la seguridad ante la sospecha de que los prófugos intenten ingresar o ya estén en alguno de estos dos territorios.

El pasado 20 de marzo un grupo de 12 detenidos huyó por un agujero que hicieron en la parte trasera de una celda. Después de la fuga, la dirección de la cárcel decidió reforzar la seguridad aumentando el número de agentes de servicio en la unidad.



Dos de los prófugos murieron al enfrentarse a la Policía Militar y otros dos fueron capturados. Sin embargo, ocho reos todavía están fugitivos. Se presume que tienen el objetivo de ingresar a territorio peruano mediante Bolivia.

Por ello, la coordinadora de la Dirección de Seguridad Ciudadana de la Gobernación de Pando, María José Rodríguez, informó que el director de seguridad ciudadana se trasladó hasta Puerto Maldonado en la república de Perú para coordinar acciones conjuntas.

Al mismo tiempo, adelantó que la siguiente semana se sostendrá una reunión con autoridades de Brasil para abordar este tema y coordinar acciones conjuntas para enfrentar la problemática.

 

150 PRESOS SE FUGARON EN 2017  DE CÁRCEL DE BRASIL   

En enero de 2017 también se generó una alerta en Bolivia para evitar que algunos de los más de 150 reos de bandas criminales, que fugaron de la cárcel de Brasil del Complejo Penitenciario Anísio Jobim (Compaj) de Manaos, ingresen al país.

Fuente: lostiempos.com