Clasificación cuesta arriba para los atletas bolivianos a Lima y Tokio

  • La marchista nacional Ángela Castro, que logró el puesto 18 en los Juegos Olímpicos Río 2016. | DANIEL JAMES
  • El lanzador cruceño Aldo Gonzáles, el único atleta nacional con mínima para Lima 2019 en una prueba de lanzamiento, impulsión de bala. | ALCALDÍA CBBA
  • Los fondistas con marca mínima a Lima 2019. | FEDEERACIÓN ATLETICA DE BOLIVIA
  • Salomé Mendoza (5.000 mp), Vidal Basco (5.000 mp) | DANIEL JAMES
  • Ronal Quispe (marcha). | DANIEL JAMES
1 / 5
Publicado el 21/04/2019 a las 0h00
Históricamente el atletismo es la disciplina con mayor presencia en los Juegos Olímpicos para Bolivia, porque logró tener un total de 33 participaciones, seis de ellas fue en Río 2016 y todas con marca mínima.Ese fue un gran avance para el país, porque nunca antes logró llevar esa cantidad de atletas y todos por mérito propio. Pero pese a que los atletas nacionales aún están en ascenso, el panorama rumbo a los Juegos Olímpicos Tokio 2020 es bastante sombrío, por las nuevas reglas de clasificación que dispuso la Federación Internacional de Atletismo (IAAF, por sus siglas en inglés). Además, pese a que Bolivia ya tiene a nueve deportistas con marcas mínimas, ninguno aún puede asegurar su boleto a los Juegos Panamericanos Lima 2019 por los cupos limitados que existen en cada prueba y que serán definidos en base al ranking Panamericano.Para Tokio 2020 la IAAF dispuso unas marcas mínimas durísimas, consideradas las más fuertes de la historia del atletismo. Pero además de estas los atletas deben regirse al nuevo sistema de ranking, en el que no solo puntuan las marcas, sino también dónde se consiguen.Este ranking al parecer tiene la idea de premiar la regularidad de la participación de los atletas en torneos internacionales, en detrimento del valor aislado de una marca. Esta tabla no se rige sólo por el mérito individual de las marcas conseguidas por los atletas, sino también por la posición obtenida en la competición y el escenario en el que se haya logrado, por ejemplo, lograr ocho metros en salto largo en la Liga de Diamante vale mucho más para el ranking que haberlo hecho en un campeonato nacional.“Primero hay un sistema de marca mínima dura, la más fuerte de la historia y el otro requisito es el ranking, que a la vez es también muy complicado para países como el nuestro”, comentó Marco Luque, presidente de la Federación Atlética de Bolivia. “Este es uno de los temas más preocupantes, porque uno puede hacer ranking si va a los eventos más importantes, eso significa dinero para viajar, para competir en Europa, en los Gran Prix del área, eso ha vuelto muy complejo este ranking para países con economías menores como Bolivia, lo que va dificultar que nuestros atletas hagan un ranking internacional”, complementó.Un portal español especializado en atletismo grafica un poco la relación marca, ranking y lugar donde se consiguió. Explica por ejemplo que el español Lois Maikel Martínez tiene el 12mo mejor lanzamiento del mundo en disco, logrado en 2018, pero como sus cinco mejores tiros de año fueron en competiciones nacionales de escaso nivel, ocupa la 35ma posición del nuevo ranking de disco. Otro ejemplo es que la española María Pérez, que tiene la tercera marca del mundo en 20 km marcha en 2018, no aparece siquiera en el ranking porque no acumula las tres competiciones requeridas en esa prueba (valen también en 5, 10 y 15 km) en el periodo concreto.Pese a estas nuevas reglas para clasificar a Tokio 2020, los atletas nacionales no pierden las ilusiones de participar en este encuentro deportivo, como es el caso de Ronal Quispe, quien ya estuvo en Río 2016 en los 50 km.“La clasificación está muy complicada para los Juegos Olímpicos, que es nuestra meta para el próximo año. Antes de ello tenemos los Panamericanos, para el que ya varios atletas lograron su marca mínima, esperemos que todos ellos puedan ir a competir”, dijo Quispe.Si el camino para los Juegos Olímpicos es complicado, para los Juegos Panamericanos Lima 2019 tampoco es fácil.De momento Bolivia tiene a nueve atletas que alcanzaron la marca mínima, pero eso no les asegura su presencia en Lima 2019.“Tenemos nueve atletas con marca mínima, pero existe otro requisito para ir a Lima y es ingresar en ranking panamericano entre los mejores y dentro del cupo que cada prueba tiene”, explicó Luque.De acuerdo al último manual técnico de Lima 2019, la nómina con los atletas clasificados se dará a conocer hasta el 24 de junio.Por este motivo, los atletas nacionales buscan mejorar sus marcas en diferentes eventos internacionales, con el objetivo de lograr una mejor ubicación en el ranking panamericano y así tener mayores posibilidades de obtener un cupo para Lima 2019.Para Tokio 2020 el cupo de atletas participantes es de 1.900, mientras que para Lima 2019 es de 740 deportistas.Cada país tiene la posibilidad de tener dos atletas por prueba en cada rama, eso significa por ejemplo que Perú (sede del evento) tiene a cuatro confirmados en cada prueba; junto a ellos están los ganadores de los eventos clasificatorios como ser los Juegos Bolivarianos, Suramericanos y Centroamericanos. Así, por ejemplo, en la prueba de lanzamiento que tiene el menor cupo, 14 atletas, sólo están disponibles nueve para los deportistas que busquen acceder con mínima y ranking. 

Wild Card ya no existe, pero sí la universalidad

Las cartas de invitación obligatorias que los organizadores debían entregar a los países que no lograron una clasificación a los Juegos Olímpicos, ya no existen en el atletismo. Pero aún la IAAF tomará en cuenta la universalidad, pero bajo otros criterios.Marco Luque, presidente de la FAB, explicó que las normas señalan que un país sin representación podrá apelar a clasificar a su mejor atleta varón o dama por el tema de universalidad, excepto en las pruebas combinadas, los 10.000 mp y los 3.000 c/obs. Pero incluso en este caso, ya no será bajo el anterior sistema de aproximación de marcas, sino por la ubicación del atleta en el ranking mundial.Luque explicó que para Lima este tema de universalidad es muy ambigua, aunque lo toca, no señala cómo se aplicará.Asimismo, sostuvo que todos los eventos puntúan en el ranking mundial, aunque algunos más que otros. Por ejemplo, los torneos nacionales están en la categoría E, puntúan, pero pocos puntos.

31_copia.jpg



Marcas mínimas
LOS TIEMPOS

  APUNTECómo se suma para el ranking mundialLa puntuación se basa en las cinco mejores competiciones (dos para maratón, 50 km marcha o combinadas) de cada atleta en el periodo de clasificación, por lo que obliga a los atletas a competir durante todo el año. Uno de los eventos más beneficiados de este cambio puede ser el Mundial Indoor de 2020 en Nanjing.Con la temporada 2019 acabando más tarde que nunca y unos JJOO menos de cinco meses después, la participación podría resentirse, pero ahora otorgará unos puntos muy valiosos para quien vaya ajustado en el ranking.