Clubes cruceños quieren seis jugadores extranjeros en cancha

Consideran que el titular de la Federación Boliviana de Fútbol, César Salinas, de forma unilateral fulminó el pacto de caballeros que acordaron el 19 de junio en Cochabamba. Pidieron una reunión para el viernes

CARLOS JORDÁN PAZ



Directivos de los seis clubes cruceños (Guabirá, Oriente Petrolero, Blooming, Destroyers, Royal Pari y Sport Boys) están molestos con el presidente de la Federación Boliviana de Fútbol, César Salinas, porque consideran que de forma unilateral tomó la decisión de que el torneo Clausura se comenzará a jugar con la vieja norma (artículo 125 del Reglamento del Estatuto de la FBF), que ordena que cada equipo debe poner en cancha a siete jugadores bolivianos de orígen y cuatro extranjeros o naturalizados.

    Para la dirigencia cruceña esta decisión del titular federativo no va con lo que se aprobó el pasado 19 de junio, en Cochabamba, donde los 14 clubes, de manera unánime, acordaron mediante un pacto de caballeros, que el segundo torneo del año se iba a jugar con una nueva reglamentación muy diferente a la del artículo 11, del reglamento del campeonato (Apertura y Clausura), que ahora ordena que puede poner hasta seis extranjeros en cancha entre los titulares. Además los bolivianos de origen o naturalizados tendrán el mismo trato.

    Este malestar fue transmitido ayer al representante de la División Profesional, Robert Blanco. “No es serio cambiar de posición o borrar con el codo lo que se hizo con la mano. Además, el presidente de la FBF decidió de forma unilateral, por lo tanto sin consultar a nadie”, dijo Rafael Paz, a quien los clubes cruceños eligieron como portavoz.

      “Hemos pedido una reunión de consejo superior para el próximo viernes en Santa Cruz en la que exigiremos que se juegue con la normativa vigente, y que los naturalizados no ocupen el cupo de bolivianos de origen y que tampoco un futbolista pueda jugar en dos clubes en una temporada”, dijo Paz.

      Blanco, optimista

      Sobre el tema, Robert Blanco confirmó la reunión de consejo superior para el viernes, con la presencia de César Salinas.

      “Lo que hizo don César (Salinas) es prevenir para que ningún club impugne un partido y el torneo se declare nulo”, dijo Blanco, quien pese al malestar y el reclamo de los dirigentes de los clubes considera que antes del inicio del torneo Clausura estará vigente la nueva reglamentación.

        “Vamos a adelantar para la primera semana de julio el congreso de la FBF, en el que se aprobará el nuevo Estatuto, que incluye todos los cambios que piden los clubes de la División Profesional”, dijo.

        Fuente: diez.bo