Evo coordinará directamente con dirigentes obras para Quillacollo

Ante la crisis que afronta Quillacollo con cuatro alcaldes en un año, el presidente Evo Morales decidió coordinar directamente con los dirigentes de los 10 distritos de Quillacollo el financiamiento de obras, informaron ayer representantes de los vecinos.

Es un año, el municipio ya tuvo cuatro alcaldes y la crisis tiende a agudizarse por las pugnas internas entre legisladores. Hace más de una semana, el Concejo Municipal sacó súbitamente a Antonio Montaño, del FPV pero aliado al MAS, para designar a Willy López por la baja ejecución presupuestaria de 12 por ciento en cuatro meses.



El mandatario invitó el jueves a 14 representantes de los vecinos a una reunión en la que solicitó una explicación sobre las denuncias de corrupción, confirmó ayer el presidente del Control Social, Richard Fernández.

“Nos dijo que no quiere trabajar con el Concejo ni con el Ejecutivo municipal y que hay posibilidad de trabajar directo con las organizaciones sociales. Nos brindó la colaboración del gobernador Iván Canelas”, señaló.

El encuentro del jefe de Estado con los delegados de los barrios se desarrolló el jueves antes de la inauguración del coliseo del politécnico militar en la ciudad de Cochabamba.

Fernández sostuvo que Morales comprometió la construcción de cuatro unidades educativas más, pero observó la falta de obras complementarias de los proyectos concluidos con recursos del programa Bolivia Cambia, Evo Cumple.

La terminal, la ciudadela del adulto mayor, el matadero y el centro de acogida para menores son algunas de las infraestructuras que aún no fueron entregadas.

“Posiblemente tengamos otra reunión en la que tengamos que expresar ideas más claras. Nos conminó a socializar la propuesta de forma general con todo el transporte y los comerciantes”, adelantó el presidente de control social.

Conflicto

El conflicto por el control de la Alcaldía se inició con la suspensión del alcalde electo Eduardo Mérida y siguió con la designación de tres autoridades: Zacarías Jayta, Antonio Montaño y Willy López.

El presidente del Concejo Municipal, René Fernández (Demócrata), afirmó que no puede emitir comentario mientras no exista un pronunciamiento formal del primer mandatario.

“Tiene que haber algo oficial como lo del Gobernador, a quien hay que recordarle que no ha hecho ningún trabajo en estos casi cinco años por Quillacollo, sólo ha garantizado el financiamiento comprometido por su antecesor respecto al asfaltado, Elías Menes”, puntualizó.

El concejal criticó que el gobernador Iván Canelas censure a los concejales cuando no cumplió con su palabra sobre el presupuesto para la festividad de la Virgen de Urkupiña.

“En su primera gestión, comprometió financiar con 300 mil bolivianos. Al año nos dijo que no había plata y que nos iba a dar 60 mil. Está queriendo justificar que se olvidó de Quillacollo”, dijo.

El martes, el Gobernador expresó su molestia por el “pasanaku” de alcaldes y dijo que no puede seguir trabajando con autoridades por falta de estabilidad.

El Alcalde suplente dijo que no responderá a los comentarios y que lo que resta es recuperar el tiempo perdido por los líos.

 

“El Presidente no quiere trabajar con el Concejo ni con el Ejecutivo”, dijo el dirigente de Control Social

 

NO CONVOCARON A CONCEJALES DEL MAS

En una fotografía, que circula en las redes sociales, sobre el encuentro de los dirigentes con el presidente Evo Morales se observa que en la reunión no estuvo ni uno de los concejales del MAS de Quillacollo.
 
En la imagen se observa que al encuentro asistió sólo el representante de la provincial del MAS, Teodoro Valencia.

Los concejales del partido evitaron referirse ayer al hecho al ser abordados por la prensa.

El presidente del distrito 2, Álvaro Zamorano, confirmó que el jefe de Estado pidió explicaciones sobre presuntos cobros irregulares a empresas por la adjudicación de obras en los que estarían implicados el exalcalde Zacarías Jayta, varios concejales y algunos dirigentes.

Fuente: lostiempos.com