Inician exploración en el trópico en busca de 1 a 2 TCF de gas

Con el inicio de estudios de magnetotelúrica y gravimetría, arrancaron ayer las actividades exploratorias en las áreas de San Miguel e Isarzama, localizadas en los municipios de Entre Ríos y Puerto Villarroel de Cochabamba, con potencial entre 1 a 2 trillones de pies cúbicos (TCF) de gas natural.

En los estudios mencionados, según el reporte del Ministerio de Hidrocarburos, se invertirán 4 millones de dólares y demandarán un periodo de siete meses para su ejecución.



La intención en identificar nuevos prospectos hidrocarburíferos en el área, San Miguel Roboré y La Lluviosa, que darán paso a nuevas actividades de exploración en Cochabamba.

El presidente Evo Morales recordó los tres convenios de cooperación firmados el pasado martes con el Gobierno de Perú, mediante los cuales las dos naciones acuerdan la instalación de redes de gas, comercialización de Gas Licuado de Petróleo, y el estudio para la interconexión de los futuros gasoductos Bolivia-Ilo con el gasoducto Sur Perú.

Resaltó el avance en la industrialización de los hidrocarburos con la planta de amoniaco y urea de Bulo Bulo, a la cual se sumarán otras seis plantas.

La magnetotelúrica es un método económico que se lo realiza en corto tiempo, completamente amigable con el medio ambiente. No contempla el uso de explosivos. La gravimetría es el otro estudio que se comienza a realizar conjuntamente la magnetotelúrica.

Fuente: lostiempos.com