Vigilias por los migrantes en EEUU : «¡Libérenlos ahora!»

El Gobierno estadounidense tiene previsto iniciar este domingo redadas en nueve ciudades para deportar a inmigrantes, con el fin de expulsar a «miles» de indocumentados del país, según confirmó Donald Trump.

default



Protestas similares se desarrollaron en otras grandes ciudades de EE.UU., como Los Ángeles y la capital, Washington DC, diez días después que una auditoría a estos centros denunciara las condiciones de hacinamiento en las que se encuentran los detenidos.  «La definición de campos de concentración es donde se detienen personas que no son criminales por razones raciales o étnicas. Eso está pasando ahora, tenemos campos de concentración en Estados Unidos», denunció Mimi Rosicky, de 56 años, que llegó vestida con una camisa blanca con finas líneas negras con una estrella de David amarilla cosida en el pecho.  Llevaba una pancarta que rezaba: «Cuando los judíos dijimos nunca más, fue en serio». Marco Aguilar, jefe de un grupo de danza indígena, coincidió: «Una situación que no se ha visto jamás», dijo, comparando el Gobierno de Trump con el fascismo nazi y el totalitarismo soviético de Stalin. «No puede ser en el país de la libertad y la igualdad».

USA | Lights-for-Liberty-Proteste gegen die Einwanderungspolitik der Regierung Momento de la protesta en San Ysidro, California.

Redadas masivas

El presidente Donald Trump dijo la semana pasada que la solución al problema con los centros de detención no es otra que «no venir» al país. El mandatario republicano, que el año que viene aspirará a la reelección, ha impulsado durante todo su gobierno políticas antiinmigrantes.  Este fin de semana, por ejemplo, se esperan redadas masivas para deportar miles de indocumentados. «¡¿Cómo deletreas homicidio?!», preguntaba en tono de consigna una de las organizadoras por el megáfono. «I-C-E», respondía la gente: son la iniciales de la Policía migratoria de EE.UU., que ejecutará una operación enfocada en 2.000 personas, pero que puede terminar afectando a muchos más.

La marcha salió de un parque con rumbo al edificio administrativo del puerto fronterizo de San Ysidro, que comunica con Tijuana. En el camino, sobre el viaducto que comunica a la autopista, una valla de tránsito informaba del cruce a la izquierda: «México. No retorno a EEUU».  La marcha continuó hasta el punto final, donde hicieron un minuto de silencio. ¿Este tipo de protestas cambiará la posición de Trump? «Claro que no», dijo Abran Pelayo, que iba con sus hijos Jessie y Lucas, cubiertos con las frazadas de aluminio en protesta. «Ha sido muy emotivo para ellos», dijo mientras los veía cargando las pancartas y repitiendo consignas.

MS (afp/reuters)

Fuente: www.dw.com