Anuncios

En micro y macro

Resultado de imagen para alejandro banegas Para vincular lo macro y lo micro, la mejora en la institucionalidad puede concretarse mediante la fijación de objetivos y seguimiento sobre indicadores claves… Roger Alejandro Banegas Rivero*** 

La economía boliviana se vislumbra en la necesidad de un ajuste y cambio en sus políticas públicas orientadas hacia las familias y las empresas (nivel micro), como en su conjunto con objetivos de prioridad direccionados hacia la sostenibilidad económica del país (nivel macro).

Basado en algunos principios económicos como el rol de las instituciones públicas, fomento a la iniciativa privada, otorgar bienestar social a la sociedad, se diagnostican tres áreas de principal de reflexión sobre la economía boliviana y su interrelación con la política económica: fomento al sector productivo privado, reflexión sobre el rol del sector productivo público y la necesidad de cambio institucionalidad y calidad de servicios públicos.

Para el primer punto y en el caso de Bolivia, se ha apreciado un efecto desplazamiento de la inversión pública sobre la inversión privada, lo cual es negativo para la economía, porque los recursos públicos no deben, ni pueden competir contra la iniciativa privada, por lo cual, se debe prestar atención en políticas para incentivar al sector productivo privado. El principio se fundamenta que los individuos reaccionan favorable a los incentivos.

Lo anterior está vinculado, de forma negativa, con el control y presencia del Estado en la economía, puntualmente con el rol del sector productivo público, mismo que ha sido deficitario en varias de sus empresas (industrial-azucarero, textil, industrial, cementero y tecnológico), con un impacto de pérdidas superior al 2% del Producto Interno Bruto (PIB), por lo cual, habría que considerar imperativamente su cierre respectivo, y en otros, conceder a una administración privada para garantizar la eficiencia y rentabilidad en empresas denominadas estratégicas (YPFB, ENDE).

Siga las noticias de eju.tv por //t.me/ejutv - Telegram

Para el tercer punto, la necesidad de cambio institucionalidad y la calidad de los servicios públicos son de prioridad. Las instituciones sí importan y coadyuvan a determinar el nivel de ingreso en el largo plazo; en algunos casos, se vuelven una bendición, en otros casos son una maldición. Para ello, se debe prestar atención a la calidad de los bienes y servicios públicos, básicamente en salud y educación, con la finalidad de promover una mejora en el bienestar social y formar generaciones más productivas con un sistema educativo basado en el desarrollo de habilidades, competencias, en un entorno virtual y tecnológico.

En tal sentido, a nivel macro, los tomadores de decisión en política pública deberán orientarse hacia la sostenibilidad económica del país. En consecuencia, la economía boliviana está pasando por desequilibrios, en magnitudes de consideración, mismos que originados por el sector fiscal: se deberá ajustar la inversión pública para reducir el déficit fiscal, controlar el endeudamiento público, estabilizar las reservas internacionales y fomentar al desarrollo del sector exportador. De igual manera, la salud del sistema financiero es relevante para preservar un sistema económico estable.

A nivel microeconómico, se deberá mejorar e impulsar la competitividad y productividad del sector productivo especialmente en los costos laborales, mismos que pueden ralentizar el crecimiento de la economía y causar un impacto negativo sobre la inversión privada.

Para vincular lo macro y lo micro, la mejora en la institucionalidad puede concretarse mediante la fijación de objetivos y seguimiento sobre indicadores claves, tales como los del ranking DOING BUSINESS, publicado por el Banco Mundial, en cuyo índice de posicionamiento, BOLIVIA ocupó el lugar 152 entre 190 economías clasificadas según su facilidad para hacer negocios en el 2018.

Estos indicadores se miden a través de tarifas e impuestos que son cargados a las empresas, el grado de agilidad de las instituciones para permitir la apertura de un negocio, los tiempos de demora para la otorgar permisos en la construcción, la burocracia y otros costos en los registros de propiedades, entre otros factores.*** Doctor en Economía. Profesor de posgrado en Economía y Finanzas.

Anuncios