El paro afecta a servicios básicos en Quillacollo

El paro indefinido y el tapiado de la Alcaldía por conflictos sociales en Quillacollo comienzan a generar desabastecimiento de medicamentos en el hospital de segundo nivel  Benigno Sánchez e impide el recojo de basura  en diferentes distritos.

Ayer, vecinos de más de una decena de barrios a través de un voto resolutivo convocaron a “abrir las puertas de las oficinas públicas para que todo ciudadano pueda acudir de forma regular” a recibir atención.

Sin embargo, la resolución fue rechazada por las personas que realizan medidas de presión contra los resultados de las elecciones presidenciales del pasado 20 de octubre.

Ante esta situación, el secretario general del municipio, José Terán, pidió a los que están movilizados que  se permita habilitar servicios de emergencia para no perjudicar a  la población y a fin de evitar enfrentamientos. El  edificio está cerrado desde el lunes.

“Varios distritos, las OTB e instituciones quieren que volvamos a trabajar, estamos dialogando para buscar una salida. Esperamos comprendan”, afirmó.

Los ciudadanos que bloquean el puente Huayculi en la avenida Blanco Galindo  indicaron que analizan la  propuesta y aseguraron que este fin de semana darán una respuesta.

“Estamos poniendo en consideración, pero queremos aclarar que en ningún momento hemos participado de acciones vandálicas”, sostuvo un activista Juan Gutiérrez.

Asimismo, Terán dijo que solicitaron por escrito al comando regional resguardo de las instalaciones del Ejecutivo, porque en los  últimos días tomaron conocimiento que existen amenazas de algunas “personas inescrupulosas” de dañar la infraestructura principal de la Alcaldía.

De forma extraoficial se conoce que el lunes se reanudarán algunas actividades en el municipio.

Fuente: lostiempos.com