Mitin en Vinto declara emergencia y estado de vigilia por las agresiones

Una caravana de más de mil personas en Vinto que concluyó con un mitin se declaró ayer en estado de emergencia y vigilia permanente en protesta contra la quema del edificio municipal y el secuestro y vejación de la alcaldesa, Patricia Arce (MAS), ocurrido el miércoles pasado.

Los manifestantes, convocados por Control Social y compuestos en buena medida por gente procedente de comunidades rurales, además de comerciantes y organizaciones vecinales marcharon en dos grupos portando pañuelos blancos. Partieron de la plaza principal de Vinto, cerca al edificio municipal quemado, y actualmente precintado, y se dirigieron por la avenida Blanco Galindo hasta el límite de Quillacollo, de donde retornaron para dirigirse hasta el otro extremo, con el límite de la jurisdicción de Sipe Sipe.

Con gritos de “Vinto se respeta” y “Patty, amiga, Vinto está contigo”, los manifestantes portaban pañuelos blancos y pedían paz.

El miércoles pasado, la  Resistencia secuestró a la Alcaldesa, la llevó a pie hasta el vecino municipio de Quillacollo, donde le cortó el pelo y la bañó con pintura roja antes de entregarla a la Policía. El edificio municipal de Vinto fue quemado y destrozado.

Siga las noticias de eju.tv por //t.me/ejutv - Telegram

La Resistencia acusa a la Alcaldesa de Vinto de haber enviado campesinos y funcionarios municipales a provocar enfrentamientos con los bloqueadores del puente Huayculi en Quillacollo, encuentro violento que al final del día cobró la vida de un joven.

Aunque los distintos líderes vecinales que ayer hicieron uso de la palabra en el mitin organizado a la conclusión de la marcha insistían que se trataba de una manifestación pacífica y apolítica y que sólo protestaban contra la agresión hecha a Vinto y a una mujer, no acusaron constantemente al candidato Carlos Mesa y al presidente del Comité Cívico de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, de ser los autores intelectuales de la quema del edificio municipal y del ultraje a la Alcaldesa.

“Las mujeres tenemos dignidad y exigimos respeto y repudiamos rotundamente todo lo sucedido”, declaró la presidenta del Concejo Municipal, Julieta Alcócer, quien dijo estar en la marcha más como mujer que por su cargo edil.

“A nivel Vinto nos hemos levantado las mujeres, pedimos respeto a las mujeres”, dijo por su lado la presidenta del Mercado Central, Roxana Villarroel.

Investigaciones

Hasta ayer, dos investigaciones fueron abiertas para dar con los autores de los hechos de violencia perpetrados el miércoles pasado.

La primera fue interpuesta por la Alcaldía en la Fiscalía de Vinto contra el autor o autores de los destrozos y quemas que sufrió el edificio municipal.

La segunda fue abierta de oficio por la Fiscalía de Quillacollo (por jurisdicción) y tiene que ver con los vejámenes que sufrió la Alcaldesa Arce, de quien ayer nuevamente se dijo que se restablecía en una clínica de salud sin que hasta la fecha se haya especificado cuál.

La concejala de Cercado Celima Torrico (MAS) declaró que Arce se recuperaba tanto física como psicológicamente.

SIN FECHA DE REAPERTURA

El edificio municipal de Vinto permanecerá al menos una semana sin atención al público tras la quema sufrida el miércoles. Desde el jueves pasado, el inmueble está precintado, aunque desde fuera se ven los vidrios rotos, las sillas chamuscadas y los papeles quemados y desparramados.

Los daños aún no fueron cuantificados, lo que podría conocerse el lunes siguiente con la visita fiscal. Después de eso, tampoco se podrá atender al público, pues habrá que hacer limpieza y reposición de la infraestructura.

El secretario municipal administrativo, Renán Luján, explicó que el problema, según Luján, ni siquiera será el costo de la infraestructura, sino la documentación perdida.

Fuente: lostiempos.com