Pitita es el nuevo integrante de Palacio Quemado

Un ser peludo acaba de ingresar a Palacio Quemado. Tiene cuatro patas, la mirada tierna y lleva manchas cafés en su cuerpo. La presidenta de Bolivia Jeanine Áñez lo bautizó como Pitita y ella misma se encargó de sacarlo del abismo. Ahí, en la sede de Gobierno.En sus redes sociales la primera mandataria del país contó que rescató al can de las calles del barrio San Jorge de La Paz y señaló que estaba enfermito. Se encargó de sanarlo, mimarlo, ponerle una ropita y darle la bienvenida a su entorno familiar, de amigos y ministros.»​Nos conocimos hace unos días fuera de San Jorge, está enfermito, pero con mucho cariño ya se está recuperando. Es la alegría que me despide todos los días y me recibe siempre con una sonrisa. Les presento a Pitita, el nuevo integrante de la familia», anotó la autoridad en su cuenta oficial de Facebook.

El domingo Sociales de EL DEBER reveló que Áñez disfruta de la compañía perruna. Cría a Vicente, un pinscher adoptado y Emilia, una gata rescatada. Ellos, por el momento, están en Beni. También tiene a 15 felinos.



El post lleva cerca de 4.000 comentarios. Muchos de ellos felicitan a la presidenta por su «noble gesto» con los animales. «Quienes quieren a los animales son fantásticas personas y estamos absolutamente seguros que usted es una bella persona, sincera, transparente y diáfana», escribió José Manolo Romay. Y Roxana Padilla Cabrera anotó: «Quien ama a los animales no puede ser considerada mala persona, no señor».