Terapia general

Ansiábamos la aparición de un candidato cruceño con posibilidades reales, mejor si no venía contaminado con las tóxicas prácticas políticas que sistemáticamente han perforado la esperanza nacional, decíamos que sería ideal que no haya tenido ningún tipo de transacción comercial, ideológica, de asesoría o de otra naturaleza con el poder saliente; que nos evite el sinsabor del voto útil y lo óptimo, que tenga proyección y aceptación nacional.Aparece uno que encima ha demostrado pericia política al haber liderado la conquista de lo impensable -la salida del MAS- y resulta que mejor ahora no (?!).Definitivamente Santa Cruz al diván.Fuente: Leonardo Leigue