Dockweiler dice que es un “trofeo político” del Gobierno y afirma que no volverá a Bolivia

La Fiscalía ya emitió órdenes de aprehensión en contra del exgerente de Mi Teleférico de La Paz, César Dockweiler, e incluso se anunció que Interpol activó la notificación azul para lograr su captura.

“No volveré porque hay persecución política. Me he convertido en un trofeo político. En Bolivia no hay justicia, la justicia está a órdenes del Gobierno”, aseveró en entrevista con Fides TV.
El exgerente de Mi Teleférico, César Dockweiler, rompió el silencio y entrevistado por Fides TV manifestó que se convirtió en un “trofeo político” del actual Gobierno y que por eso y ante la “falta de justicia” en el país no tiene pensado volver a Bolivia, al menos, en el corto plazo.

“(No volveré) Porque hay persecución política. Me he convertido en un trofeo político. En Bolivia no hay justicia, la justicia está a órdenes del Gobierno”, aseveró.



Dockweiler, en ese sentido, manifestó que el no escapó del país como se pretende hacer ver. Manifestó que tras renunciar a la gerencia de Mi Teleférico decidido viajar de vacaciones y fue cuando estaba en el extranjero que se enteró de los procesos iniciados en su contra.

“No he fugado o escapado del país porque tenía algún proceso o porque me iban a meter a la cárcel. Cuando presenté mi renuncia, fue dos días después del expresidente Evo Morales, y entregue todo como tiene que entregarse en cualquier gestión. Decidí tomarme vacaciones, mi idea era volver al país pero estando en el exterior vi que es una persecución política”, aseveró.

En esa línea Dockweiler también rechazó las acusaciones en su contra por los supuestos delitos de uso indebido de bienes del estado y uso indebido de influencias.Manifestó que el “laboratorio audiovisual” encontrado por la Fiscalía y el Ministerio de Gobierno no era un bunker para los llamados “guerreros digitales”, sino un “espacio para los jóvenes” que estaba contemplado, incluso, en el Plan Operativo POA de la empresa.

“La gente se ha imaginado que era un bunker donde gente estaba como monos haciendo campaña a favor del gobierno. Era un laboratorio audiovisual, un espacio para los jóvenes”, afirmó.

Asimismo, señaló que la denuncia de que influyó y obligó a funcionarios a dar aportes para la campaña del Movimiento al Socialismo (MAS) también es una mentira armada por trabajadores que fueron despedidos de la empresa.Manifestó que los “aportes voluntarios” eran para financiar actividades como “el día de la familia”:En ese sentido, Dockweiler anunció que presentará denuncias internacionales contra el Gobierno boliviano por la vulneración de sus derechos humanos.

“Voy a seguir luchando por la justicia en Bolivia”, aseveró.

La Fiscalía ya emitió órdenes de aprehensión en contra de Dockweiler e incluso se anunció que Interpol activó la notificación azul para lograr su captura.Oxígeno / La Paz