‘Gringo’ Gonzales dice que no es asilado en Argentina, que dejó la política y no será candidato a nada

El exfuncionario del gobierno de Evo Morales negó una posible candidatura suya en las próximas elecciones. Asegura que con la ayuda de un familiar está realizando el trámite sobre su Declaración Jurada de Bienes

Luis Marcelo Tedesqui VargasJosé Alberto Gonzales en una de sus polémicas intervenciones cuando era presidente del Senado. Foto: ABI

José Alberto ‘Gringo’ Gonzales, expresidente del Senado y exembajador ante la Organización de Estados Americanos (OEA) se comunicó con EL DEBER este sábado y aseguró que dejó la política, que no está asilado en Argentina y que reside en el vecino país por ahora a través de una visa.



Indicó que no será candidato a nada como afirmó el cónsul de Bolivia en ese país, y que desde noviembre, cuando dejó su cargo en Washington, apagó su celular y no tuvo más contacto con Evo Morales, ni su entorno.

“Estoy a 700 kilómetros de Buenos Aires, la capital federal. No estoy candidateando a nada, prácticamente desde que renuncié apagué mi celular, cambié de número y no contesté absolutamente a nadie y la única comunicación que tengo es con mi hija, con mi nieto, mi madre, mi esposa, no estoy en contacto con nadie más”, sentenció Gonzales.

Julio Alvarado, encargado de Negocios de Bolivia en Argentina afirmó que los exembajadores de Bolivia ante organismos internacionales, Sacha Llorenti y José Alberto Gonzales, la exministra de Salud, Gabriela Montaño, y el exfiscal general Ramiro Guerrero se acercaron al Consulado boliviano a realizar trámites similares al que hizo el expresidente Evo Morales, quien otorgó un poder notarial a su abogado y exviceministro Wilfredo Chávez y a su exasistente, la abogada Patricia Hermosa, ahora detenida en La Paz, para que registren su candidatura a diputado o senador en las listas del MAS para las elecciones del 3 de mayo.

Gringo Gonzales relató que tras su renuncia al cargo de embajador ante la OEA, el 12 de noviembre, ese mismo día realizó su Declaración Jurada de Bienes y Rentas ante la Contraloría.

El expresidente del Senado señaló que optó por que lo haga un familiar suyo, “ningún abogado ni funcionario del anterior Gobierno, eso quiero que quede claro. Con ese propósito viajé a Córdoba y en la representación diplomática me dijeron que no tenían valores. Por ello fui, por vez primera, a Buenos Aires, para resolver el trámite en el Consulado General, ahí me dieron el poder sin problemas”.

Lamentó que por ese trámite haya surgido la versión de que hace gestiones para ser candidato. 

“Totalmente falso, yo no voy a ser candidato absolutamente a nada, es una decisión personal que tomé. Y aparte, antes de dejar el cargo de embajador ya habíamos decidido con mi familia que tenía que dejar la política, estaba prácticamente en vísperas de hacerlo. Reitero, no estoy aquí en condición de refugiado ni de asilado, tengo una visa como la que le dan a cualquier otro ciudadano que vive en Argentina, no he solicitado refugio porque no lo necesito. Estoy absolutamente alejado de la política”, agregó.

Manifestó que retornará pronto al país para desarrollar actividades privadas, “lejos de la política”.

Cuando se le preguntó si tiene contacto con Evo Morales o con alguien del MAS, respondió: “Reitero, dejé el cargo, apagué el celular que utilizaba para el trabajo, tengo un nuevo número, vivo a 700 kilómetros de la capital, no hablé con nadie”.

Fuente: El Deber