Cinco regiones se aíslan del virus y el Gobierno hace esperar sus medidas

En Bolivia hay cuatro departamentos y una ciudad con restricciones mayores. El Gobierno analiza paquete económico para la población. La Asamblea perfila una ley para disponer recursos. Se apunta a una cuarentena general.

La gente opta por quedarse en casa y esa decisión se percibe también en las calles de Santa Cruz. Foto: Jorge Gutiérrez

La gente opta por quedarse en casa y esa decisión se percibe también en las calles de Santa Cruz. Foto: Jorge Gutiérrez
Luis Marcelo Tedesqui Vargas

Tres departamentos ya se declararon en cuarentena, la Asamblea Legislativa perfila una ley para volver el aislamiento en una obligación nacional, mientras que el Gobierno se toma tiempo para anunciar nuevas medidas de seguridad, pensando también en la economía del país.Los departamentos de Potosí, Chuquisaca y Cochabamba se declararon en cuarentena. A ellos se suma la ciudad de Oruro, que adoptó esta medida hasta el 31 de marzo con el objetivo de frenar la expansión del coronavirus. Las restricciones más duras rigen desde las 15:00 hasta las 5:00. No se permite circulación de particulares y saltarse la prohibición implica una multa de 500 UFV y ocho horas de arresto. Solo circulan patrullas, ambulancias y periodistas que solicitaron permisos especiales. Oruro es la ciudad más golpeada por el coronavirus.Mientras tanto, las gobernaciones de Potosí y de Chuquisaca, departamentos que aún no tienen casos del Covid-19, declararon por separado cuarentena departamental con la finalidad de combatir el coronavirus. En ambos casos se suspenden los viajes interdepartamentales hasta el 31 de marzo. En Tarija no le llaman cuarentena, pero sí es un aislamiento mayor que el resto del país, ya que ha prohibido viajes públicos interdepartamentales, aunque permite los desplazamientos particulares.Otros departamentos, como Beni, Santa Cruz, La Paz y Pando, asumieron medidas departamentales, pero sin salir de la línea de las que el Gobierno lanzó el domingo por la noche: horario continuo de trabajo, evitar concentraciones de más de 100 personas y el cierre de bares, discotecas, cines y gimnasios. El resultado del primer día de aplicación de la restricción parcial fue una noche de calles vacías en la mayoría de las capitales y la cancelación de eventos sociales por doquier.A todo con la regiónMientras Europa cuenta los nuevos casos por miles y los muertos por cientos, casi todos los países sudamericanos ya tomaron la determinación de cerrar sus fronteras. Chile, Argentina, Perú, Paraguay, Uruguay y Colombia ya declararon cuarentena nacional, para contrarrestar la proliferación del coronavirus por contagio doméstico. Solo Bolivia y Brasil aún analizan si también lo hacen.La presidenta Jeanine Áñez sostuvo ayer una teleconferencia con presidentes de la región para analizar las medidas que se implementan contra el coronavirus. Participaron nueve jefes de Estado, entre miembros e invitados del Prosur. La jefa de Estado informó en Twitter: Los datos indican que la teleconferencia sirvió para “intercambiar información y experiencias” que permitan detener el avance de la pandemia en la región.

El encuentro congregó a los presidentes Alberto Fernández, de Argentina; Sebastián Piñera, de Chile; Iván Duque, de Colombia; Lenin Moreno, de Ecuador; Mario Abdo, de Paraguay; Martín Vizcarra, de Perú; Luis Lacalle Pou, de Uruguay; y el ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Ernesto Araujo.La jefa de Estado informó en Twitter: “Coordinamos acciones internacionales con los presidentes sudamericanos del Prosur para cuidar a nuestros países de la mejor manera”.El GobiernoFuentes del Ejecutivo manifestaron que, en las siguientes horas, el Gobierno emitirá el tercer paquete de medidas que tendrá el objetivo de endurecer las acciones preventivas de salud, dentro de ellas no se descarta la declaratoria de una cuarentena nacional, pero que será equilibrada con otras determinaciones, que tienen el objetivo de paliar las consecuencias “en el bolsillo de los ciudadanos”.El gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, manifestó a los periodistas que no duden que el Gobierno nacional tomará las medidas de prevención que correspondan, “incluso una cuarentena nacional”, especificó.En esa línea, el ministro de Gobierno Arturo Murillo, manifestó en un encuentro con medios que se produjo ayer por la mañana en la puerta del Palacio de Gobierno que el Gobierno está preocupado en “absolutamente todo”.Adelantó que se anunciarán nuevas medidas en las siguientes horas, y detalló que el Ministerio de Economía piensa en los créditos bancarios, en impuestos a las utilidades. “Todo eso saldrá en un tercer decreto. Estamos ocupados por ejemplo en esa persona que no podría pagar el crédito de su casa, porque vive el día a día, vamos a dar una solución”.La autoridad manifestó que la gente debe salir lo menos posible a la calle, especialmente los adultos mayores y los niños y reiteró que el tercer decreto buscará ayudar a los ciudadanos a que no lo hagan, pero sin afectar sus obligaciones bancarias e impositivas. La crisis sanitaria del coronavirus golpea al país -y al mundo- en las puertas de una nueva recesión por la bajada de los precios del petróleo.El senador del MAS Omar Aguilar informó de que el fin de semana la presidenta del Senado, Eva Copa, sostuvo una reunión con representantes del Ejecutivo y en el encuentro se acordó que es necesario aprobar una ley que permita asumir acciones reales para enfrentar el coronavirus.“Esa norma supone la asignación de recursos de libre disponibilidad para el nivel central, es decir al Ministerio de Salud, como para gobiernos departamentales y municipales. Ya hemos visto una desconexión de hecho con los gobiernos departamentales de Oruro y otros que definieron cerrar sus límites departamentales y otras medidas”, dijo.La norma, según el legislador, buscará la liberación de aranceles para los medicamentos requeridos, aunque manifestó que lo primordial será “analizar también el tema de la cuarentena, para que ésta suponga la suspensión del servicio de lugares donde hay concentración de personas, discotecas, eventos, karaokes, etc”.Aguilar fue más allá, y expresó que en la Asamblea se debe analizar la suspensión parcial o incluso total de las actividades. “Hablo de la suspensión de las actividades laborales públicas y privadas. Estamos en ese trabajo”, explicó. De hecho, ayer por la tarde, comisiones técnicas del legislativo se reunieron con otras de las bancadas como del Gobierno, para avanzar en este tema.“Una vez consensuado se debe aprobar en la Cámara de Senadores, y si se puede en el día, en la de Diputados. En mi criterio, se deben asumir medidas radicales”.AisladosLos ministros de Educación, Víctor Hugo Cárdenas, y de Desarrollo Productivo, Wilfredo Rojo son los dos integrantes del gabinete que se encuentran aislados porque tuvieron contacto con un académico español residente en Argentina que dio positivo al coronavirus y que dio un seminario en Santa Cruz de la Sierra la última semana.

 Aunque el índice de mortalidad del virus no es alto, la complejidad del coronavirus se plantea precisamente en que es altamente contagioso y requiere niveles de precaución muy complejos para evitar que se expanda.Por ellos a los dos ministros ya les hicieron una prueba inicial y salió negativa. Pero, según el protocolo de la OMS/OPS cuando alguien tuvo un contacto con persona infectada con este virus, de todas formas, debe ser aislada preventivamente por un lapso de 14 días. Si es que presenta síntomas se convierte en una persona sospechosa de estar infectada, y entonces se debe hacer la prueba para confirmarlo o descartarlo definitivamente.El ministro de salud, Aníbal Cruz, confirmó el caso de Cárdenas; el de Rojo lo hicieron otras fuentes gubernamentales. “Se hicieron las pruebas de laboratorio en cada una de las personas, dieron negativo, y ahora se los ha sometido a un aislamiento preventivo. Qué quiere decir, que el ministro de Educación hará sus funciones desde su domicilio”. Las dos autoridades fueron sometidas a pruebas iniciales, y luego, si presentan algún síntoma, se les hará la segunda de confirmación.CasosEl ministro de Salud, Aníbal Cruz, informó que se mantiene en 11 la cifra de los pacientes enfermos con el coronavirus Covid-19: cuatro fueron importados (uno en Oruro y tres en Santa Cruz) y siete por transmisión local. La paciente cero, la mujer que llegó de Italia al norte cruceño, puede ser dada de alta en pocas horas. El segundo caso importado en Santa Cruz, el joven que venía de Madrid, vía Miami, debió ser internado por precaución.Fuente: El Deber

Siga las noticias de eju.tv por //t.me/ejutv - Telegram