Presentan recomendaciones contra la violencia machista durante la emergencia del Covid-19

GOBIERNO Y ORGANIZACIONES

También presentaron donaciones a la FELCV. Foto: cortesía.



Este miércoles entidades del Estado y organizaciones no gubernamentales presentaron recomendaciones a seguir para combatir la violencia contra las mujeres y la niñez, durante la emergencia ocasionada por la pandemia mundial del coronavirus.

“En contexto de emergencia aumentan los riesgos de violencia contra las mujeres y las niñas, debido al aumento de las tensiones en el hogar y puede también aumentar el aislamiento de las mujeres”, señala un comunicado firmado por las instituciones.

El Gobierno nacional declaró 2020  como “Año de la Lucha Contra el Feminicidio y el Infanticidio” y en razón de ello, la Unidad de Apoyo a la Gestión Social del Ministerio de la Presidencia, en un trabajo conjunto con el Ministerio de Justicia, a través del Viceministerio de Igualdad de Oportunidades; la Policía Boliviana mediante la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV), ONU Mujeres y el

Servicio Plurinacional de la Mujer, consideraron una serie de mecanismos  para tomar medidas preventivas para la atención de la violencia contra las mujeres y las niñas, específicamente durante la cuarentena.

Los representantes de dichos entes ponderaron varios aspectos en el manejo de las situaciones de emergencia como el COVID-19 y los impactos graves en la vida de las mujeres y niñas, asuntos como el trabajo de cuidados, la autonomía económica, la violencia física y/o sexual, la participación de las mujeres en la toma de decisiones, la desagregación de datos por sexo, el análisis de género y la migración irregular.

Entre los escenarios que se plantean se cuentan los siguientes

  • Lo imprescindible que las mujeres son en la lucha contra el brote, como primeras respondientes, trabajadoras y profesionales sanitarias, voluntarias comunitarias y cuidadoras, así como por ser desproporcionalmente afectadas por la crisis
  • Las mujeres están en la primera línea de la respuesta y asumen mayores costos físicos y emocionales, así como un mayor riesgo de infección.
  • Los datos de brotes anteriores indican que los esfuerzos de contención a menudo desvían recursos de los servicios de salud ordinarios, y exacerban la falta de acceso a los servicios, incluidos la atención de salud prenatal y postnatal y los anticonceptivos.
  • Las mujeres siguen siendo las más afectadas por el trabajo de cuidados no remunerado, sobre todo en tiempos de crisis. Debido a la saturación de sistemas sanitarios y al cierre de las escuelas, las tareas de cuidados recaen mayoritariamente en las mujeres
  • El empleo y los servicios de cuidados se ven afectados para las trabajadoras en general y en particular para las trabajadoras informales y las trabajadoras domésticas.
  • La capacidad de las mujeres para conseguir sus medios de vida se ve altamente afectada por el brote.
  • La reducción de la actividad económica afecta en primera instancia a las trabajadoras informales que pierden su sustento de vida de forma casi inmediata.
  • La migración irregular de las mujeres y niñas genera mayores riesgos de protección asociados como la violencia de género y la trata.
  • Las personas sobrevivientes de violencia pueden enfrentar obstáculos adicionales para huir de situaciones violentas o para acceder a órdenes de protección y/o servicios esenciales que pueden salvar vidas, debido a factores como las restricciones de la circulación o la cuarentena.
  • El impacto económico de la pandemia puede generar barreras adicionales para dejar una pareja violenta así como mayor riesgo de explotación sexual.
  • La seguridad alimentaria de mujeres y niñas puede verse afectada por las dificultades de acceso de alimentos nutritivos.
  • Precariedad en las Instancias de denuncia donde acuden las mujeres víctimas de violencia y agresiones como ser la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia, ya que para la atención inmediata no cuentan con equipos de computación necesaria y en esta época de cuarentena es insuficiente los insumos de bioseguridad para preservar su salud.

En la línea de organismos internaciones y otras entidades, estas son las recomendaciones para prevenir la violencia y las situaciones de riesgo para niñas y mujeres: 

–    Asegurar la atención de las necesidades inmediatas de las mujeres que trabajan en el sector sanitario.-    Impulsar consultas directas con organizaciones de mujeres sobre su situación tomando en cuenta sus realidades y su diversidad.-    Los mensajes de salud pública deben llegar a las mujeres en su diversidad.-    Adoptar medidas para aliviar la carga de las estructuras de atención sanitaria primaria y garantizar el acceso a los servicios de salud sexual y reproductiva.-    Adoptar medidas directas de compensación a trabajadoras informales, incluyendo trabajadoras sanitarias, trabajadoras del hogar, migrantes y de los sectores más afectados por la pandemia.-    Impulsar medidas de política que permitan reconocer, reducir y redistribuir la sobrecarga de trabajo no remunerado.-    Promover estrategias específicas de empoderamiento y recuperación económica de las mujeres.-    Adoptar medidas que permitan asegurar el acceso de mujeres migrantes, refugiadas y mujeres privadas de libertas a servicios de salud.-    Dar prioridad a los servicios básicos multisectoriales esenciales, incluidos los servicios sociales, de alimentación y de salud.-    Asegurar la continuidad de servicios esenciales para responder a la violencia contra las mujeres y niñas en todo el país.-    Potenciar y fortalecer el trabajo que está realizando la Policía Boliviana a través de la Fuerza Especial Lucha Contra la Violencia.

Las entidades recalcan además que valoran el trabajo de funcionarios de la Policía Boliviana y su Fuerza Especial Lucha Contra la Violencia, “esfuerzo que a diario realizan a pesar de la serie de carencias por las cuales atraviesan en su fuente laboral por falta de material de trabajo”.En ese contexto, anunciaron la donación de 15 computadoras portátiles y 10.000 barbijos (insumos de bioseguridad) las cuales beneficiaran en potenciar el trabajo de los funcionarios en la recepción de casos de denuncias de agresiones y violencias de la población en general que acude a esta instancia y especialmente las mujeres.

Fuente: erbol.com.bo