Investigación de los pases falsos: Bello nombra a dos secretarios municipales y deslinda responsabilidad

Santa Cruz. El funcionario municipal fue citado a declarar luego de que fuera nombrado por un chofer detenido, vinculado a una imprenta que falsificaba pases de circulación

Pablo Ortiz

Róger Bello, director de gestión Urbana de la Secretaría Municipal de Planificación, acudió el lunes a la Fiscalía a declarar sobre la falsificación de pases de circulación durante la cuarentena, tras ser nombrado por un chofer de la Alcaldía que fue relacionado con la causa.



El arquitecto y exdirigente deportivo -que se hizo conocido a escala internacional al haber sido el fiscal de cancha de la semifinal entre Boca y River que quedó suspendida por el ataque a los jugadores millonarios con gas pimienta- fue citado como testigo, luego de que Javier Paz Pedraza, el chofer que fue detenido el viernes último, supuestamente ligado a una imprenta que falsificaba permisos de abastecimiento, acusó a Bello de darle el pase de circulación para que lo use su esposa.

El director de Gestión Urbana deslindó responsabilidades y nombró a dos secretarios municipales. Aseguró que sí manejó pases de circulación, pero el que utilizaba el chofer no corresponde a la numeración que le fue asignada, sino que era el fajo que le correspondía a Rolando Ribera, secretario de Movilidad Urbana y director del Comando Operativo de Emergencia Municipal, y que el funcionario detenido no dependía de su repartición, sino de la Secretaría de Coordinación municipal, a cargo de Jorge Landívar.

Consultado al respecto, Landívar explica que hace más de 70 días no sale de su casa, porque por su edad no es prudente que se exponga al coronavirus. “Soy un político viejo y si uno tiene a alguien en su oficina que ha ido a trabajar, uno tiene que salir a aclarar que los delitos son personalísimos”, dijo.

Explicó que el mismo viernes, cuando se supo la falsificación de pases, instruyó que el chofer sea despedido. Aclaró que no es su chofer, no es la persona que va y lo busca a la oficina y lo lleva a las reuniones, sino que es una especie de mensajero y encargado de trasladar a los fiscales de obras a los diferentes distritos municipales.

“No tengo nada que ver con el fulano ese”, dice Landívar. Tampoco sabe qué tenía hacer Bello con los pases de circulación.

Por su parte, Ribera aclaró que él no reparte los pases personalmente, porque como director del COEM tiene cosas más urgentes que hacer. Explicó que ya emitió una certificación a la Fiscalía que ese pase de abastecimiento corresponde al cardex emitido para que circule un camión marca Toyota en el distrito 7.

“Yo no entrego los pases, mi función es la de coordinación de todas las actividades relacionadas con esta emergencia sanitaria. Los pases fueron distribuidos conforme a procedimientos a la cadena de abastecimiento. ¡Que no se quiera confundir! Los pases que están siendo investigados son falsos y no tienen absolutamente nada que ver con los pases originales, listado que de manera oportuna le reportamos al Ministerio de Gobierno el pasado miércoles 6 de mayo”, dijo Ribera.

Fuente: El Deber