Populismo con coca y llujta

Reseña con coca machucada y vico.

 

El populismo; de izquierda o de derecha, xenófobo, racista y con líderes histriónicos y mediáticos, tiene encandilados a los pueblos tanto pobres como ricos, ignorantes o ilustrados y del norte y del sur; mientras la sensatez, la templanza, la solidez y la fortaleza de principios y acciones no parece ser una virtud que cultiva nuestra sociedad.

En nuestra América, el populismo castrochavista dio un paso adelante y encontró su fuente de financiamiento en el narcotráfico, lo que le dio más poder y autonomía. Evo, el Icono indígena “le mete nomas” e impone la cultura del Vasallaje y también inventa el “Derecho humano” de reelegirse indefinidamente. Además la luego extendida técnica de bloquear las carreteras, para chantajear al Gobierno, conseguir sus fines y de paso joder impunemente a toda la población, para amansarla, domesticarla y finalmente avasallarla.

Los avances tecnológicos en el Proyecto Populista Cocalero:

En el Estado Independiente del Chapare además de los diligentes productores agropecuarios, medran y mandan los que viven de la coca y la cocaína, actividad ésta mucho más rentable.

Los cocaleros, muy activos y eficientes y con el apoyo de los técnicos internacionales que trabajan para las FARC, han logrado grandes avances tecnológicos en la producción, industrialización y comercialización de la coca. Inicialmente se aumentó entre tres y cuatro veces la producción y productividad de las plantaciones de coca. Luego avanzaron en mejorar la extracción de cocaína y pasaron de las pozas de maceración y los pisa coca, hacia la coca molida y las lavadoras de ropa. Después y con las nuevas técnicas de laboratorio se aumentó en más del sesenta por ciento la extracción de la cocaína y ahora con las semillas de coca transgénica, llegadas últimamente de Colombia, se han logrado tener diez cosechas de la hoja por año.
Como en todo, la tecnología puede utilizarse para una buena causa o para lograr grandes e ilícitos negocios; depende de los principios y valores de las personas.

El MAS desde el Chapare y con la coca controla el país.

El MAS se consolida políticamente como un proyecto corporativo, populista y dictatorial, basado en la coca y usando el indigenismo para manipular a la población campesina dándole alguna participación en la cadena productiva: coca, cocaína, narcotráfico y contrabando internacional.
Tomaron el poder apañados por el Foro de San Pablo y constituyeron un Narco Estado, donde el control de todo está a cargo de los Jefes cocaleros coludidos con los Carteles, las Mafias internacionales y los grupos Guerrilleros como las FARC y ELN de Colombia.
Internacionalmente están cobijados bajo el eje: China, Cuba, Rusia e Irán.

Un intermedio en su gestión de gobierno, producto de errores matemáticos de sumas y restas.

Luego de catorce años el masismo perdió una pequeña parcela del aparato del Estado, pero mantiene bajo su control el Legislativo, Judicial, la mayoría de municipios y una gran parte los empleados públicos que trabajan para ellos. Sin embargo acostumbrados a la total impunidad, los cocaleros se sienten inseguros y molestos por algunas restricciones que el actual Gobierno democrático pone a sus actividades, las que anteriormente eran viabilizadas por el gobierno masista.

Los bloqueos de estos últimos días, realizados en varios puntos del país por los militantes del MAS, nos muestran su molestia y desesperación por las pérdidas en sus negocios y en la protección política que recibían del anterior gobierno. Con su habilidad camaleónica y creyendo disimular se inventan lo de “auto convocados”, cuando en realidad son “coca convocados”.

Se especula que buscando garantizar su plata y recuperar el poder, en nuestro país las fuerzas cocaleras y del narcotráfico actuando de manera coordinada están organizando una guerra de guerrillas en contra el régimen democrático y la República de Bolivia. En un cercano futuro es presumible que tengamos instalada esta guerra de guerrillas y control territorial armado tipo FARC, instalado y consolidado como una cruenta realidad en nuestro país. Inicialmente en el Chapare y luego ampliado hacia Yapacaní y otros lugares estratégicos para el tráfico. Y la pregunta es qué, quién y cómo hacerlo.

Propuesta de algunos opositores que podría afectar las ganancias cocaleras, pero por ahora inviable internacionalmente.

El consumo de la cocaína, mariguana y otras drogas sintéticas no cesará y deberíamos entenderlo así. Los Estados Unidos (años 1920 y 1930) con la Ley Seca, intentaron controlar el consumo de  alcohol y como respuesta surgieron las mafias, la corrupción y el crimen organizado. El Gobierno no pudo controlarlos y finalmente se dieron por vencidos y aceptaron su legalización. Sabemos que el uso de las drogas es dañino, pero buscando prohibirlas la experiencia mostró que el remedio resulto peor que la enfermedad

Diversos analistas coinciden en que la legalización de las drogas, en este caso de la cocaína, desarticulará el negocio de las mafias al reducirse dramáticamente su precio, al acabar con los altísimos costos de producción en condiciones precarias y de los riesgos  involucrados en el tráfico y la intermediación.
La legalización conducirá a que la sociedad aprenda a convivir con las drogas, tal y como lo ha hecho con otras sustancias como el alcohol y el tabaco, por lo que necesitamos dedicar más tiempo y esfuerzos a la educación para evitar su consumo. El problema es que esta legalización no puede ser solo en Bolivia, sino a nivel internacional pues de lo contrario el país se convertiría en un bastión de la coca, el narcotráfico y los carteles internacionales de la droga.

Nota: Evo esta de recreo en los pagos de Kristina, mientras aquí limpian los desastres del coronavirus chino y los opositores con síndrome de Estocolmo, hacen lo que pueden para liquidar al Gobierno y preparan el retorno del cocalero.

Fuente: ovidioroca.wordpress.com