Ya se pagó el 50% por los respiradores españoles y Gobierno anuncia que no cancelará el 100%

SE PREVÉ LITIGIO

El ministro Coímbra solicitó paralizar el resto del pago. Foto de archivo / Min. Justicia



El ministro de Justicia, Álvaro Coímbra, informó este miércoles que ya se ha cancelado el 50% por los 170 respiradores de fabricación española y cuya adquisición está bajo investigación, sin embargo, aclaró que ya ha solicitado paralizar el resto del pago y aseguró que no se erogará el 100% del costo.

“Se pagó el 50% de este equipamiento y es importante también que la población sepa que hemos solicitado al Ministerio de Finanzas que se paralice cualquier tipo de pago sobre esto, o sea en otras palabras que el otro 50% no se pague. No vamos a permitir que se siga erogando gasto respecto a estos equipamientos que están siendo investigados”, manifestó la autoridad en entrevista con Red Uno.

La adquisición de los 170 respiradores tiene un costo cercano a los 5 millones de dólares, según informó el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que es la entidad financiadora.

Coímbra señaló que llama la atención que los respiradores se hayan comprado cada uno a 27 mil dólares, cuando en entrevistas los representantes del fabricante español revelaron que cuestan 8 a 9 mil dólares, pero además se ofrecieron equipos a 12 mil dólares.

Recalcó que no se pagará el 50% que queda restante y que, incluso, el Gobierno está dispuesto a ir en litigio contra la empresa que importó los equipos.

“Nosotros, si es necesario, vamos a ir un proceso, pero no vamos a pagar el otro 50% y vamos a hacer la conciliación de cuentas y para eso hay que sentarse con la persona o empresa que importó los respiradores. Pero tenga usted la certeza que no se va a realizar el pago del 100% de estos respiradores, que ya están en litigio interno y que seguramente vamos a tener un litigio con la empresa que importó los respiradores”, sostuvo.

Respecto a la investigación, Coímbra indicó que también será convocado el ministro de Salud, Marcelo Navajas, porque debe explicar las razones para comprar los equipos, que ya fueron cuestionados por no ser aptos para terapia intensiva, y además tiene que aclarar el porqué del precio de adquisición.
 

Fuente: erbol.com.bo