Gobierno afirma que el MAS paralizó el crédito del FMI por un fin político y no por un aspecto técnico

Gonzalo Quiroga viceministro de Inversión Pública y Financiamiento Externo
El Gobierno afirmó que el Legislativo, controlado por el Movimiento Al Socialismo (MAS), paralizó la aprobación del crédito concedido por el Fondo Monetario Internacional (FMI) de $us 327 millones, por un fin político y no así debido a un aspecto técnico.
En ese marco, el viceministro de Inversión Pública y Financiamiento Externo, Gonzalo Quiroga, reiteró que este préstamo no tiene condicionamientos y ofrece mejores condiciones en cuanto a la tasa de interés.

«Si había algún inconveniente, (los legisladores del MAS) podían haber argumentado mucho antes de la presentación de la Comisión de Planificación y no a último minuto, que al final se determinó cómo manejar esto de una manera diferente, que ya sabemos tiene un aspecto más político que técnico», afirmó la autoridad, en declaraciones a radio Panamericana.

El miércoles, el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, denunció que el expresidente Evo Morales ordenó a la Asamblea Legislativa, controlada por el MAS, bloquear los créditos otorgados por organismos internacionales en favor del Estado boliviano para enfrentar la lucha contra el coronavirus COVID-19.



Ese mismo día, Morales dijo, a través de su cuenta de Twitter, que el FMI condiciona sus créditos a efectuar privatizaciones y devaluar el tipo de cambio.

Ante esas afirmaciones, el ministro de Economía, José Luis Parada, aseguró que el crédito de esa entidad financiera no tiene condicionamientos y se destinará a la lucha contra el coronavirus.

«No existe ningún condicionamiento de ningún tipo, sino, simplemente es un crédito de emergencia para atender el tema del coronavirus», enfatizó la autoridad.

En ese marco, el viceministro Quiroga explicó que se trata de una «operación de crédito» que se hace en el ámbito del FMI, en los que participan Bolivia y otros países «activamente todos los años», que otorgan una cuota, es decir, una especie de fondo «que en un momento determinado pueden acogerse en ella, no todo el 100%, pero sí un pedazo que nos permite solventar algunos elementos que son en casos de emergencia, como la que estamos teniendo».

De acuerdo con el Gobierno, ese préstamo ofrece las mejores condiciones, porque permite el pago a cinco años de plazo, además de tres años y tres meses de gracia, con una tasa de interés del 1%.

Fuente: ABI