Gobierno: “testigo clave” quiere ampliar su declaratoria y Gabriela Montaño “tendría” que ser convocada

Gobierno: “testigo clave” quiere ampliar su declaratoria y Gabriela Montaño “tendría” que ser convocadaFernando Humérez. Foto: ABI

 

El Gobierno reveló el domingo que el denominado “testigo clave”, Fernando Humérez, pretende ampliar su declaratoria informativa en el caso de los 170 respiradores, posiblemente para “enlodar la investigación”, y dijo que la exministra Gabriela Montaño (MAS) “tendría” que ser convocada a declarar porque “es parte de la investigación”.



“En las últimas se conoció que Fernando Humérez quiere sacar una ampliación declaratoria, después de la investigación a su flujo de llamadas, pero una verdad a destiempo ya no es verdad. Creo que tratará de implicar a más gente y enlodar la investigación”, sostuvo el viceministro de Régimen Interior y Policía, Javier Issa, en el programa “Primero la verdad” de la estatal BoliviaTv.

Humérez es uno de los involucrados en la compra de 170 respiradores supuestamente con sobreprecio y que desde mayo guarda detención preventiva en San Pedro junto al exdirector jurídico del ministerio de Salud, Fernando Valenzuela, el exjefe de la Agencia de Infraestructura en Salud y Equipamiento Médico (Aisem), Geovanni Pacheco, además del exministro de Salud, Marcelo Navajas, ahora con detención domiciliaria.

Humérez dijo en septiembre de 2019, en una de las proclamaciones de Evo Morales, que había dos retos: “salir campeones (Wilstermann) y la reelección del presidente Morales”, en instalaciones del estadio Capriles de Cochabamba.

El jueves, de acuerdo con un trabajo pericial hecho por la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) al aparato telefónico de Humérez estableció que el “testigo clave” llamó en 19 oportunidades a Evo Morales, que renunció por fraude electoral y huyó del país, y recibió 10 llamadas del exmandatario, entre el 1 de enero y 19 de mayo del presente año.

Humérez, que se presentó de manera voluntaria en el caso de los respiradores, afirmó que la compra de los 170 ventiladores tuvo tres intermediarios y cada uno de ellos iba a ganar 340.000 dólares por haber hecho las gestiones de vincular al ministerio de Salud con la fábrica española GPA Innova.

La fabricante española GPA Innova vendió respirador básico -modelo adquirido por el Ministerio de Salud- al Gobierno de Bolivia a través de tres intermediarios; tiene el precio de 6.000 euros (6.567 dólares) y que los accesorios suman dos mil euros más. Por lo cual el modelo básico cuesta en total 8.000 euros, equivalentes a 8.756 dólares. Pero el ministerio de Salud pagó 28.080 dólares.

Los equipos, que ya fueron distribuidos a distintas regiones del país, no funcionan porque su software no está actualizado y además carece de algunos elementos. Bolivia ya pagó cerca de 2,2 millones de dólares de un total de 4,7 millones y el Gobierno anunció que no pagará más a la empresa intermediaria contratada en España, IME Consulting.

Convocatoria a Montaño

El viceministro Issa propuso el domingo convocar a la exministra Gabriela Montaño (MAS) en el proceso de investigación de los 170 respiradores. “Se la tendría que convocar a Gabriela Montaño porque es parte de la investigación del caso respiradores”, afirmó la autoridad al mencionar que se “debe decir por qué se comunicaban con ella y por qué ella se comunicaba con los implicados” y “eso va a ser labor del Ministerio Público”.

El director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), Iván Rojas, informó la noche del jueves que luego de realizar la pericia forense al celular de Humérez, se detectó que desde ese aparato telefónico se realizaron y recibieron 5.800 llamadas, entre el 1 de enero y el 19 de mayo de este año.

Rojas relató que el 8 de marzo, dos meses antes del escándalo, se registró una conversación entre Valenzuela y Carlos Rodrigo Montaño Viaña, hermano de la exministra, Gabriela Montaño.

Fuente: Brújula Digital