Partido que cometió fraude no debió decidir fecha de elecciones

Según diputado Tomás Monasterio. Preocupa que se presente esta figura al interior del TSE, siendo que el ex partido en función de gobierno (MAS), fue el que llevó adelante el fraude electoral y propició los conflictos sociales posteriores a que se descubriera esta situación, incurriendo en el delito de terrorismo, sostuvo el legislador.


 



Luego de la promulgación de la ley que fija las fecha de elecciones para el 6 de septiembre, políticos advierten que debe causar suma preocupación que el partido que llevó adelante un fraude electoral en los comicios anulados de octubre pasado, tenga poder de decisión para negociar y dar viabilidad a la fecha y otras cuestiones relacionadas con el proceso eleccionarios 2020.

Para el diputado por Unidad Demócrata (UD), Tomás Monasterio, la decisión asumida por la presidenta Jeanine Añez, trata de dar tranquilidad y paz al país y a la vez, detener los atentados perpetrados por simpatizantes y dirigencia del Movimiento al Socialismo en distintas regiones del país buscando generar el caos y boicotear las medias de contención de la pandemia del Covid-19.

“Lamentablemente el chantaje de los terroristas, de los criminales y delincuentes que apuestan por la violencia llevan a tomar esta clase de posición, cuando se debe pensar en la vida y la seguridad de los bolivianos para evitar cualquier situación que pueda poner en riesgo la seguridad del país” indicó el parlamentario en contacto con EL DIARIO.

Sobre las posibles consecuencias que deriven de la decisión tomada, deberá ser el TSE el que asuma la responsabilidad por lo que podría tratarse de un delito por atentar contra la salud de la población de Bolivia.

En relación a la participación del MAS en las negociaciones sobre la fecha de votación, el legislador indicó que es preocupante que se presente esta figura al interior del TSE, siendo que el ex partido en función de gobierno, fue el que llevó adelante el fraude electoral y propició los conflictos sociales posteriores a que se descubriera esta situación, incurriendo en el delito de terrorismo, procesos que se encuentran en plena investigación en la actualidad.

“Los procesos por el tema del fraude electoral están estancados en la justicia de nuestro país, y se mantiene al MAS dentro de la instancia que iba a dar mayor seguimiento y énfasis en este tema como el Tribunal Supremo Electoral. No quiero creer que en un pacto previo a ponerse de acuerdo Morales, Arce y Mesa se esté buscando beneficiar al Movimiento al Socialismo” indicó, puntualizando que es preocupante que el órgano electoral permita que el principal partido implicado en el fraude, continúe participando y tenga poder de decisión y negociación en el futuro del presente proceso electoral.

Monasterio recordó que el propio vicepresidente del MAS fue encontrado con ánforas papeletas y material electoral en su poder y en la casa de campaña del partido azul. Pidió se le preste más atención a los procesos que se llevan adelante en este caso.

Fuente: El Diario