Los agropecuarios tienen más gente contagiada con Covid-19 en El Trópico

El sector perdió 400 millones de bolivianos en lo que va de la pandemia. Los floricultores son los más afectados.

Dayana Flores

Agricultores de Colomi descargan su producción de un camiónAgricultores de Colomi descargan su producción de un camión



Algunas personas que se dedican a la agricultura y ganadería en Cochabamba están contagiadas con coronavirus y donde hay más bajas es en el Trópico, de acuerdo con información proporcionada por la Cámara Agropecuaria de Cochabamba.

Rolando Morales, gerente del sector, informó que en esa región del departamento hay agropecuarios enfermos y también muertos. Uno de los recientes fallecidos fue parte de la directiva de la Organización Comunitaria de Productores de Banano, que aglutina a más de 10.000 familias.

“Estamos tratando de apoyarlos”, aseguró Morales, argumentando que el Trópico es el centro de provisión de cítricos de Bolivia.

VENTA

La tragedia por el coronavirus también afectó económicamente al sector. En lo que va de la pandemia perdieron 400 millones de bolivianos.

La venta de banano cayó en 50%. Los productores del Trópico comercializaban ese fruto a Argentina, pero, desde el brote del virus, disminuyó la demanda. “Influyeron las restricciones, el impedimento de movilización, las cuarentenas”.

A ello se sumó la helada que ocurrió la semana pasada, que devastó el 50% de los cultivos de las familias dedicadas a la agricultura. Hubo 300 hectáreas dañadas y el invierno aún continúa. El sector espera que la estación no sea tan cruda.

AFECTADOS

Pero, entre todos los agropecuarios perjudicados por la pandemia, los que se están llevando la peor parte son los floricultores.

“La gente se vuelca a comprar productos alimenticios y ya no flores”, aseveró Morales. Hay más de 4.200 familias floricultoras tienen demanda limitada y algunas están considerando cambiar de rubro.

Una última situación que está sumiendo aún más en la crisis al sector es el contrabando de productos. Morales alertó sobre el ingreso de productos argentinos a precios bajos con los que es imposible competir.

A pesar de todo el panorama, los agricultores están manteniendo sus precios. Aunque, Morales reconoció que sí hubo un ligero incremento en el precio de la papa. “No hay demanda y podemos subir precios. Solo se está trabajando para cubrir costos, no hay ganancias”.

PROPUESTA

Para impulsar el sector agropecuario, los miembros están aguardando créditos gubernamentales con 3% de interés y a largo plazo.

Los mayores interesados en este desembolso son los floricultores de Cochabamba.

Fuente: Opinión