Confederación de Empresarios observa que quienes se oponen a la biotecnología carecen de argumentos científicos

El uso de biotecnología, según el sector privado, permite superar aspectos climáticos, como la sequía, controlar las plagas y mejorar los rendimientos agrícolas, reduciendo el uso de agroquímicos, reducir costos y divisas para el país

Fuente: El Deber

La Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) advierte que algunas personas pretenden paralizar el acceso a la biotecnología en el país, valiéndose de argumentos sin ningún tipo de respaldo científico, pero además, duramente criticados por académicos y expertos en la materia, que han validado el uso de los Organismos Genéticamente Modificados – OGM



Luis Fernando Babery, presidente de la CEPB, dijo que la biotecnología permite superar aspectos climáticos, como la sequía, controlar las plagas y mejorar los rendimientos agrícolas, reduciendo significativamente el uso de agroquímicos, con la consiguiente reducción de costos y ahorro de divisas para el país.

Sostuvo que los empresarios privados han visto con enorme preocupación que algunas personas que no tienen representatividad y que responden a oscuros intereses, han presentado una demanda de Acción Popular pretendiendo impedir el acceso a la biotecnología a nuestros agricultores con las graves consecuencias económicas y sociales que ello representa.

Esta Acción Popular -según el dirigente- es un franco atentado contra este modelo productivo que ha contribuido a garantizar la producción de alimentos para toda Bolivia, logrando incluso obtener excedentes para la explotación, generando con ello el ingreso importante de divisas, tan necesarias en estos momentos, creando cientos de miles de empleos dignos, mejorando las condiciones de vida de los bolivianos y fortaleciendo la economía del país.

«Es importante dejar en claro que los productores agrícolas realizamos un manejo sostenible de la tierra, con prácticas conservacionistas modernas, como la siembra directa y la rotación de cultivos, lo que nos permite producir más de 4,5 millones de toneladas de cereales por año», resaltó Barbery que también integra el directorio del ingenio sucroalcoholero Unagro.

En su criterio, resulta inadmisible esta Acción Popular planteada por estos “lobos disfrazados de corderos”, pues ese irresponsable accionar constituye un verdadero atentado contra la seguridad alimentaria de nuestra población y un intento de afectar gravemente las actividades agropecuarias y agroindustriales del país.

En este marco convocó a todas las organizaciones productivas a estar vigilantes al accionar de estos supuestos “defensores del medioambiente y la salud”, que pretenden inviabilizar la actividad agroproductiva boliviana sobre la que se fundamenta no solo la provisión de los alimentos que consumimos los bolivianos, sino además, es la base de nuestras exportaciones no tradicionales.

Barbery agrega que estarán atentos a cualquier resolución que amenace el derecho de los productores agrícolas de utilizar las más moderna tecnologías agrícolas para mejorar la productividad y competitividad, garantizando con esto, la alimentación de los bolivianos, la generación de empleo y el crecimiento económico del país.