El Alto/ La Paz. Rescatan cuatro niños de un grupo de adictos que armaron su fiesta al interior de un alojamiento donde se dedicaban al consumo de drogas, clefa y tíner a vista y paciencia de los niños.

El caso está relacionado con cuatro mujeres y cuatro varones de entre 16 y 18 años, que se encerraron en un cuarto de hotel donde dieron rienda suelta a sus vicios, sin importar que estaban con sus hijos de tres y cuatro años, además de dos bebés de seis y ocho meses lactantes.



La madrugada de ayer en un operativo conjunto la División de Trata de la Policía y la Intendencia Municipal de El Alto, rescató a los cuatro niños de sus padres drogodependientes.

El director Nacional de Trata y Tráfico de Personas, José Luis Alarcón, detalló que se trata de cuatro parejas con sus hijos, se drogaban y bebían, poniendo en peligro su integridad física.

“Son dos niños de tres y cuatro años, además de otros dos bebés lactantes de seis y ocho meses de nacidos. Estas jóvenes madres actuaban de manera irresponsable por lo que fueron remitidas a la Defensoría de la niñez y Adolescencia”, informó.

VIOLENCIA

El jefe policial informó que el consumo de inhalantes es muy peligroso por los efectos que provocan en los drogodependientes, pues los vuelve violentos, alucinan y a veces terminan cometiendo violaciones.

En el momento de los operativos, estas cuatro jóvenes madres, con sus niños y sus presuntos esposos, se encerraron en el cuarto de un alojamiento de Villa Dolores para consumir drogas y alcohol, sin tomar en cuenta el riesgo al que estaban exponiendo a los menores.

En la requisa, la Policía encontró clefa, tíner y alcohol, poderoso cóctel de drogas que provoca acciones violentas en los consumidores.

Estas ocho personas fueron arrestadas y sus hijos derivados a la Defensoría de la Niñez para precautelar su seguridad. También se convocará a las madres para abrirles un proceso penal por atentados a la salud pública.

OPERATIVOS

La madrugada del viernes, una vez más, la Intendencia Municipal de El Alto en coordinación con el Viceministerio de Seguridad Ciudadana y Policía realizaron operativos de control en alojamientos en varias zonas alteñas.

El intendente Municipal Arturo Sejas informó que, al margen de rescatar a estos niños de sus padres drogodependientes, se identificaron varias irregularidades, por lo cual se procedió al decomiso de mobiliario y clausura de las actividades económicas.

“En estos operativos una vez más se arrestó a 44 personas. 22 trabajadoras sexuales y 24 individuos que estaban consumiendo bebidas alcohólicas en el interior de los alojamientos convertidos en prostíbulos clandestinos”, informó Sejas.