Encapuchados ingresan a un karaoke en Yapacaní, matan a tiros a 2 personas y dejan heridas a otras 4

El violento hecho criminal se registró la madrugada de este sábado en este municipio norteño del que, hace cuatro días, la Policía se vio obligada a replegarse por la escalada de la violencia y el ingreso de motoqueros armados desde el Chapare.

 

Fuente: El Deber
Nelfi Fernandez Reyes

 



El Casino, un karaoke ubicado en la avenida central de Yapacaní, ha sido el escenario de una balacera registrada la madrugada (1:00) de este sábado y que ha acabado con la vida de dos personas; otras cuatro se encuentran hospitalizadas, según informó el comandante de la Policía de Ichilo, Franklin Villazón.

En contacto telefónico, el jefe policial apuntó que, pese a que el destacamento policial destinado a este municipio norteño tuvo que replegarse a Santa Fe, debido a la violenciaen las protestas de grupos afines al MAS -que incluyó la llegada de motoqueros armados desde el Chapare-, agentes de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) han realizado el levantamiento de los cadáveres y la investigación sobre el violento hecho criminal sigue su curso.

De acuerdo con el relato de los testigos y sobrevivientes al ataque, además de las investigaciones primiciales, se sabe que dos hombres armados y con el rostro cubierto ingresaron al local, se dirigieron a una mesa y abrieron fuego en contra de las personas que se encontraban allí reunidas. «Después de dispararles han salido a la calle y se presume que huyeron en una motocicleta», explicó Villazón.

En el acto dos personas (Ramiro Aramayo y Sander García) perdieron la vida y otras cuatro quedaron heridas (1 hombre y 3 mujeres). Una de las sobrevivientes al ataque es la enamorada de uno de los fallecidos. La segunda mujer -que también se encuentra hospitaliza- recibió cinco impactos de bala y la tercera, presenta lesiones leves.

El jefe policial también informó que del escenario del crimen se han recogido proyectiles de armas de fuego calibre 9 milímetros y, al contar el karaoke con cámaras de seguridad, se está trabajando en identificar a los tiradores.

Este hecho no es aislado, agrega Villazón, forma parte de una cadena de acontecimientos anteriores en los que grupos armados se han dado a la tarea de difundir videos en los que exhiben fuerza y armamento y que ahora, más allá de lo político, impacta en lo social.