Gobierno presume que el narcotráfico financió compra de armas y municiones confiscadas en La Paz y Oruro

 

 

La Paz, 28 ago (ABI).– El Gobierno informó, este viernes, que según investigaciones preliminares, se presume que las armas y las municiones confiscadas, en dos operativos en La Paz y Oruro, fueron adquiridas con financiamiento del narcotráfico.



«Presumimos, por los datos evidentes que presentaron Defensa Social y la FELCN, su cercanía con áreas vinculadas a la producción de droga. Por eso, tenemos la hipótesis que el narcotráfico financió la adquisición de estas armas y municiones», afirmó el viceministro de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaría, durante una entrevista con la red Unitel.

El jueves, las autoridades dieron a conocer que en operativos realizados por la Policía, en La Paz y Oruro, se decomisaron armas, municiones, explosivos que presuntamente serían entregados a grupos de personas para que efectúen acciones subversivas y de desestabilización en el país.

Al respecto, Santamaría afirmó que hay un factor común con otro operativo, realizado días después de la promulgación de la Ley para que las elecciones se realicen el 18 de octubre, en la zona alteña de Senkata, donde se detuvo a dos personas en poder de dos fusiles y se confiscó una gran cantidad de dinero.

La autoridad afirmó que el narcotráfico fue muy golpeado en los últimos meses, pues en los 14 años de gobierno del MAS se efectuaban operativos, en los cuales se hallaban pozas de maceración y laboratorios, pero no se detenía a ninguna persona y la incautación de droga era mínima.

Señaló que esa situación ha cambiado en los últimos nueve meses, porque en los operativos antinarcóticos se hallaron grandes cantidad de droga y hay más de 1.100 personas detenidas por este ilícito.

«Esos intereses, al verse afectados, buscan asociarse con actores radicales a quienes les entregan armamento, recursos, alimentos y otros para promover acciones que buscan distraer el trabajo de la Policía para intentar recuperar terreno en el narcotráfico», aseguró.

El Viceministro confirmó que en las áreas cercanas al Trópico de Cochabamba, el norte de Potosí y poblaciones intermedias entre Oruro y La Paz se han efectuado operativos, en los cuales hay presencia del narcotráfico.

Ante esto, Santamaría expresó que el Gobierno está en alerta porque le preocupa que surjan «grupos irregulares» que busquen romper la tranquilidad del país y más aún cuando se avecinan los comicios generales.

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), coronel Iván Rojas, detalló el jueves que en el primer operativo, realizado en el puesto de control técnico Bombo de Oruro, el 22 de agosto, se detuvo a tres personas que estaban en una camioneta, donde se hallaron 240 cartuchos de dinamita y más de Bs 1 millón, entre dólares y bolivianos.

El jefe policial detalló además que en el segundo operativo efectuado en La Paz, el 24 de agosto, se aprehendió a dos personas, en un hostal, donde se encontraron varias armas de fuego.