Iván Duque: «Es claro que la dictadura de Venezuela está en connivencia con el narcotráfico y el terrorismo»

Durante su intervención ante el Grupo de Lima, el presidente colombiano remarcó los nexos del régimen de Nicolás Maduro con el ELN, las disidencias de las FARC y su presunto testaferro Alex Saab, así como la presencia del grupo terrorista Hezbollah en el país caribeño

El presidente de Colombia, Iván Duque. Foto: REUTERS/Luisa González

El presidente de Colombia, Iván Duque. Foto: REUTERS/Luisa González

 



El presidente colombiano Iván Duque remarcó este viernes que para la comunidad internacional está claro que la dictadura venezolana “está en connivencia con el narcotráfico y el terrorismo”.

El jefe de Estado realizó la declaración en el marco de una nueva reunión del Grupo de Lima, convenida en forma virtual para abordar la grave crisis del país caribeño y, según el Comisionado Presidencial para las Relaciones Exteriores del gobierno interino Julio Borges, “ratificar el apoyo a Venezuela para que el país pueda lograr el cambio mediante unas elecciones libres y democráticas”.

Durante su locución, Duque remarcó los vínculos del régimen de Maduro con la guerrilla colombiana ELN y disidencias de las FARC, y con su presunto testaferro, el también colombiano Alex Saab, quien se encuentra preso en Cabo Verde a la espera de su extradición a Estados Unidos para ser juzgado por lavado de dinero.

Para respaldar su aserción, recordó los videos que tomaron estado público en los que miembros del ELN juraron lealtad y compromiso al dictador. Y aseguró que “es una verdad a voces” la presencia del grupo guerrillero en “el arco minero de Venezuela para participar en la extracción ilegal de minerales y entregarles recursos a los cabecillas del régimen dictatorial”.

En cuanto a sus vínculos con las disidencias de las FARC -aseguró que el régimen las “protege y ampara”- remarcó que estos representan “una violación flagrante de la Resolución 1373 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas”. La misma “reafirma la necesidad de luchar con todos los medios, de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas, contra las amenazas a la paz y la seguridad internacionales representadas por los actos de terrorismo”.

En otro pasaje de su mensaje, Duque hizo referencia a Alex Saab, y aseguró que su captura representa “la caída de un castillo de naipes donde estaba todo el entramado del lavado de dinero al servicio de la dictadura”. Indicó a su vez que “Colombia ha cooperado y cooperará para que la extradición se haga efectiva y se conozca toda la verdad de los negocios turbios” del régimen.

El pasado 4 de agosto, la Justicia de Cabo Verde autorizó la extradición a Estados Unidos de Saab, quien fue detenido el 12 de junio cuando su avión hizo escala para repostar en el Aeropuerto Internacional Amilcar Cabral de la isla de Sal, en respuesta a una petición de EEUU cursada a través de Interpol. Su defensa apeló la decisión.

Para finalizar, Duque indicó que es evidente que en Venezuela están haciendo presencia células del terrorismo internacional, como el de Hezbolá, denunciado por medios internacionales y también por varios países”. Y concluyó: “(esto) demuestra la gravedad de lo que ocurre, y todo esto nos tiene que comprometer para que no desfallezcamos ni en nuestras aspiraciones ni en nuestros principios ni en nuestros anhelos”.

El encuentro del Grupo de Lima tiene lugar el mismo día en el que, junto al Grupo de Contacto, la Unión Europea, Estados Unidos y el Reino Unido, exigió elecciones presidenciales libres y justas en Venezuela.

Foto de archivo del Grupo de Lima. Foto: EFE

Foto de archivo del Grupo de Lima. Foto: EFE

 

“Hacemos un llamado a todos los venezolanos, de todas las tendencias ideológicas y afiliaciones partidarias, ya sean civiles o militares, para que pongan los intereses de Venezuela por encima de la política y participar urgentemente en apoyo de un proceso formado e impulsado por los venezolanos para establecer un gobierno de transición inclusivo que llevará al país a elecciones presidenciales libres y justas, más temprano que tarde. Las elecciones a la Asamblea Nacional por sí solas no presentan una solución política y, en cambio, pueden polarizar aún más una sociedad ya dividida”, expresa un pasaje del mensaje.

En las últimas horas, Guaidó reiteró que los principales partidos de la oposición no participarán en los comicios previstos para el próximo 6 de diciembre por considerar que son un “fraude”, a pesar del llamado realizado por la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) a participar en las mismas, en un giro inesperado.

Ya el pueblo lo sabe, pero no está de más recordárselo a la dictadura: no vamos a participar en fraudes, como no participamos en la farsa de 2018”, afirmó.

Fuente: infobae.com