La larga lista de críticos del Kremlin que fueron envenenados

Políticos, periodistas, empresarios y agentes de seguridad: es llamativo que opositores al Kremlin, a menudo, terminen siendo envenenados. ¿Y ahora también Navalny? DW les presenta una lista de los casos más sonados.    

Amesbury Nowitschok Fund Untersuchung (Reuters/H. Nicholls)

Alexei Navalny: «Reacción alérgica»



Si se confirma la sospecha de envenenamiento en el político opositor ruso, sería el segundo en un año. En el verano de 2019, Navalny terminó en el hospital por una «reacción alérgica aguda» diagnosticada. Según los médicos del político, esto podría haber sido causado por sustancias tóxicas.

Existe información contradictoria sobre la situación de Navalny. Su portavoz, Kira Jarmysch, escribió en Twitter: «Un representante del hospital de Omsk dijo que no había sido envenenado. Y hace sólo unas horas nos informaron sobre un veneno mortal. ¿Qué está pasando aquí?».

Este viernes, los médicos rusos de Omsk aceptaron el traslado de Navalny a otro hospital. Un avión de la iniciativa berlinesa Cine por la Paz había aterrizado por la mañana para trasladar a Navalny hacia Berlín.

Piotr Verzilov: «Síntomas similares» a los de Navalny

El 11 de septiembre de 2018, el activista y miembro del conocido grupo punk Pussy Riot, Piotr Verzilov, se sintió repentinamente enfermo. Después de unos días en la unidad de cuidados intensivos de un hospital de Moscú, fue transferido al Hospital Charité de Berlín. Según médicos alemanes, Verzilov fue envenenado, pero ya no se podía determinar con qué sustancia. En ese momento, los médicos de Moscú les dijeron a los familiares de Verzilov, a puerta cerrada, que el veneno podría haber sido atropina.

El activista ruso Piotr Verzilov de la banda Pussy Riot.El activista ruso Piotr Verzilov de la banda Pussy Riot.

El propio Verzilov cree que el envenenamiento se debe a una venganza por sus investigaciones sobre los asesinatos de tres periodistas rusos en la República Centroafricana, en el verano de 2018. Verzilov estaba indagando sobre las actividades de los ejércitos privados rusos en ese país. En Twitter, compara sus síntomas con los de Navalny. Su envenenamiento había sido «muy similar», dice, y asegura que cuanto más tarde se hagan los análisis, menos probable es que se identifique el veneno.

Sergei y Julia Skripal: «Atentado de Novichok»

Ya el 4 de marzo de 2018, el doble agente ruso-británico Sergei Skripal y su hija Julia habían sido encontrados inconscientes en Gran Bretaña. La Policía Metropolitana de Londres abrió investigación a los dos ciudadanos rusos Alexander Petrov y Ruslan Boshirov por sospecha de envenenamiento.

El doble agente Sergei Skripal, envenenado en Gran Bretaña. El doble agente Sergei Skripal, envenenado en Gran Bretaña.

El veneno fue identificado por el ejército británico como «Novichok». Este pertenece a un grupo de venenos altamente efectivos que ataca a los nervios. Las autoridades británicas responsabilizaron a Rusia directamente del ataque, algo que produjo una ola sin precedentes de expulsiones de personal de la embajada rusa de varios países. El presidente ruso Vladimir Putin calificó las acusaciones de «tonterías».

Putin llamó al doble agente Skripal un «espía», un «traidor a la patria» y un «bastardo». Aunque Putin negó toda responsabilidad por el envenenamiento, ordenó el cierre del centro de investigación de armas químicas en Shikhany, donde, supuestamente, se desarrolló el veneno. Julia y Sergei sobrevivieron, pero el veneno se cobró otra vida humana: un frasco disfrazado de un perfume caro, que fue arrojado a un tacho de basura, cayó en manos de Dawn Sturgess, una desempleada de 44 años, que murió tras el contacto con la sustancia tóxica.

Vladimir Kara-Mursa: «Diagnóstico de envenenamiento»

Vladimir Kara-Murza era empleado y compañero de armas del político reformista Boris Nemtsov. Fue envenenado dos veces en un período de sólo 18 meses: la primera vez en mayo de 2015, tres meses después del asesinato de Nemtsov, y la segunda vez, en febrero de 2017.

Ambas veces Kara-Murza estuvo en coma. Él mismo habló de «diagnóstico de envenenamiento». Sin embargo, en 2017, el toxicólogo jefe de Moscú, Yuri Ostapenko, dijo a DW que los médicos no habían podido confirmar el envenenamiento en mayo de 2015. Según una investigación independiente realizada en Francia, se encontraron rastros de metales pesados en el cuerpo del paciente.

Vladimir Kara-Murza.Vladimir Kara-Murza.

Alexander Perepilichny: muerte al correr

El denunciante Perepilichny huyó a Gran Bretaña en 2009. Se cree que el empresario ayudó a equipos de investigación internacionales a investigar las actividades corruptas de funcionarios rusos, incluidos los implicados en el caso del abogado Sergei Magnitsky. Perepilichny, de 44 años, murió inesperadamente mientras trotaba, en 2012. Primero se habló de un ataque al corazón como causa de su muerte. Pero más tarde se encontró una sustancia tóxica en el estómago del empresario, basada en la rara planta Gelsemium Elegans, también conocida como hierba de la angustia.

Otros casos sonados fueron el del exoficial del servicio de inteligencia nacional de la Federación de Rusia, Alexander Litvinenko, que obtuvo asilo político en Gran Bretaña, y la reportera ruso-estadounidense Anna Politkóvskaya. Litvinenko fue envenenado con té en un restaurante de Londres en noviembre de 2006. La autopsia reveló rastros de polonio-210 en la bebida, un elemento raro y altamente radiactivo. Por su parte, Politkóvskaya no murió envenenada: le dispararon en el ascensor de su edificio el 7 de octubre de 2007. La periodista, que informó sobre los crímenes de guerra cometidos por el ejército ruso en Chechenia, ya había sido envenenada tres años antes de su muerte.

(ct/cp)

Fuente: DW