Santa Cruz: Sedes alerta sobre un rebrote de contagios de Covid-19 y nuevo colapso del sistema de salud

>Marcelo Ríos insiste en mantener los hábitos de bioseguridad para evitar una segunda ola de contagios

Juan Manuel Ijurko
Fuente: El Deber

«Si estamos sobredimensionando el riesgo, hemos evitado una catástrofe», afirma el doctor Marcelo Ríos, director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) en Santa Cruz, quien reitera que existe un riesgo real de recaer en los contagios de Covid-19 y volver a vivir «el colapso que ya padecimos en el sistema de salud».



El llamado de alerta a la población nace de la cautela que, como autoridad de salud, siempre ha manifestado en sus comparecencias. Es cierto que Santa Cruz alcanzó la meseta y se encuentra en una etapa de descenso de casos positivos, pero no es menos cierto que los contagios pueden reactivarse si se relajan las medidas de prevención.

Ríos remarca la importancia de comprender que el coronavirus «es una enfermedad de comunidad y no solo de personas. Todo depende del mismo comportamiento de las personas». Es consciente que, hasta ahora, la población ha respondido de manera positiva y ha asumido como un hábito propio las medidas de distanciamiento y uso de barbijo.

 

No obstante, el titular del Sedes mantiene la preocupación ante un posible rebrote de contagios. «La población debe estar alertada de esa posibilidad y no esperar que llegue; sigamos preocupando para evitar la catástrofe», dice Ríos.

Sobre la estimación de este rebrote, considera que es imposible determinarlo, pues todo depende del comportamiento como sociedad.

Seguir el ejemplo internacional

En Bolivia no existe un estudio «que nos pueda demostrar científicamente sobre la situación de la reinfección». Ante esta ausencia, Ríos propone observar el panorama internacional y seguir los consejos que han funcionado en otros escenarios.

«La comunidad internacional nos ha mostrado que muchos virus pueden usar la situación de camuflaje, que les ayuda a esquivar los anticuerpos que quedan en el cuerpo». De esta forma, la enfermedad puede retornar con síntomas más agresivos.

 

También resalta que los estudios realizados en el exterior «demuestran que las personas que vencieron la enfermedad quedan con anticuerpos, pero por muy poco tiempo. Sigue siendo un corto tiempo (por lo general 3 meses y en casos concretos hasta 6 meses) para que nos ayude con la inmunidad».

 

Ante este panorama, el director del Sedes señala que la esperanza está puesta en la vacuna contra el coronavirus.

 

Continuidad de las medidas

Ríos remarca en la necesidad de continuar con las medidas exitosas, «no por miedo, sino por hábito». Agrega que se están planteando algunos cambios a las estrategias para que la población pueda acceder de manera más directa a la atención médica.

Dijo que las brigadas médicas continuarán con las visitas casa por casa, con los estudios de prevalencia y pruebas rápidas, y con la educación ciudadana.

Según Ríos, también se reforzará el sistema sanitario y hospitalario con una mejora en el ingreso y demanda a los centros de atención de rehabilitación, que permitan romper la cadena de transmisión y resguardar a las familias de posibles contagios.

 

Recuerda que la enfermedad tiene un primer periodo de incubación que se puede extender por dos semanas, incluso hasta 21 días, antes de pasar a una segunda etapa de transmisión.

Apela al comportamiento ciudadano para evitar esta segunda ola de contagios. «Si no entendemos esto y nos seguimos conglomerando, con seguridad que a mediados de septiembre será una situación, no explosiva, pero sí creciente hasta octubre», expresó.