Cochabamba celebra aniversario en medio de crisis económica y sanitaria

210 aniversario del grito libertario de Cochabamba.

Cochabamba celebra aniversario en medio de crisis económica y sanitaria. Ante abandono de sus autoridades



> Sectores empresariales de la región esperan se plasme ayuda para el sector, tanto departamental como nacional

El departamento de Cochabamba en los últimos meses sintió la falta de autoridad, debido a que la crisis económica y sanitaria no recibieron la atención necesaria y las instituciones y los gremios empresariales tuvieron que organizarse para paliar la ausencia de mandos subregionales, pero aún siguen batallando para reactivar su matriz productiva y otras actividades, que sintieron los efectos del confinamiento.

El sector empresarial cochabambino, desde el año pasado, fue afectado una vez que renunció Morales luego del fraude electoral revelado por la Organización de Estados Americanos (OEA), el sector del Chapare fue el sector más conflictivo, puesto que la mayoría apoya al expresidente.

El bloqueo de caminos y los cercos instaurados por los afines al Movimiento al Socialismo (MAS) afectaron a la actividad económica y a la matriz productiva de la región, al igual que a todo el país.

Las instituciones cívicas así como empresariales lamentaron el manejo de la crisis sanitaria en el departamento y el poco apoyo que se dio a la actividad económica, sumado a la actitud de afines al MAS perjudicando al centro metropolitano por los constantes bloqueos al botadero.

Hace unas semanas atrás, los microempresarios exigieron un trato similar al que se da a otras regiones del país, como Santa Cruz y La Paz, ya que las medidas económicas anunciadas para reactivar al sector eran de difícil acceso.

En esa ocasión, el presidente de la Federación de Entidades Empresariales Privadas de Cochabamba (FEPC), Javier Bellott, y Luz Mary Zelaya, presidenta de la Cámara de la Pequeña Industria y Artesanía Productiva (Capeia), lamentaron el olvido de las autoridades nacionales a la región.

Bellott señaló que Bolivia no es Santa Cruz y La Paz, sino Cochabamba y el resto del país, y es por ello que es momento oportuno para tomar medidas adecuadas en favor de sectores productivos de la economía, en especial de la micro y pequeña empresa, que están agobiadas por las obligaciones impositivas y sociales.

En Bolivia el 80 % del empleo en el país es generado por las pequeñas empresas, si se mantiene la presión provocaría una baja de recaudación de más de 15 %, en caso de cerrar, así como la pérdida de empleos.

Por su parte, Zelaya informó que la reducción de empresas inscritas en Fundempresa cayó un 39 %, a nivel nacional, y en Cochabamba la cifra fue mayor, 65 %.

“Gobierno de transición no toma medidas adecuadas. Créditos no son adecuados”, dijo Zelaya y lamentó que las autoridades nacionales relegan al sector microempresarial de Cochabamba y de otras regiones del país, y afirma que ninguna medida lanzada es en favor del pequeño industrial.

Cochabamba tiene un sector agropecuario que abastece de alimentos al departamento de La Paz, en especial, y los bloqueos y cercos, pusieron en riesgo al sector, pero también dependen de otras regiones para desarrollar al avícola.

También está dentro de los departamentos de productores de gas, y el precio bajo del petróleo en el mercado internacional afectó a sus ingresos, y de acuerdo a datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) el Producto Interno Bruto (PIB) alcanzó 42 millones de bolivianos en 2019, a precios de mercado, y la agricultura, caza y pesca tiene el mayor porcentaje.

Exportaciones

Las exportaciones de Cochabamba a julio de la presente gestión llegaron a 173 millones de dólares, sólo las tradicionales llegaron a 103 millones y las no tradicionales a 69 millones. En 2019 cerró con 348 millones y casi no hubo mucha diferencia entre ambas.

Las proyecciones sobre las exportaciones para el país no son de las mejores, debido a la pandemia del Covid-19, y solo se espera que la balanza comercial negativa no se repita de anteriores gestiones, que fueron altas.

Contratos

Por otra parte, a vísperas de la efemérides 210 del departamento de Cochabamba, el Gobierno, a través del Ministerio de Obras Públicas, Servicios y Vivienda (Mopsv) y el Fondo Nacional de Inversión Productiva Social (FPS), suscribió contratos con nueve empresas constructoras, que generarán más de 700 empleos iniciales para reactivar la economía de la región, en el marco del Programa Intensivo de Empleo (PIE).

El representante departamental del FPS de Cochabamba, Raúl Morales, aseguró que los proyectos –en su mayoría de construcción de escalinatas, mejoramientos de vías con empedrado y enlocetados de vías– empezarán con los municipios de Cercado, Sacaba, Tiquipaya y Vinto.

Para lo cual se tiene una inversión inicial de más de 9 millones de bolivianos, subvencionado por el Gobierno Central y canalizado por el FPS.

Asimismo, informó que se generarán 351 empleos directos y 281 empleos indirectos un plazo de ejecución de 90 días. Con ello coadyubar a la reactivación económica tras los efectos generados por la pandemia del Covid-19.

Fuente: El Diario