Elecciones en tiempos de peste

 

Fuente. ovidioroca.wordpress.com



 

La pandemia y la crisis económica están haciendo aflorar el temor, las pasiones, odios y resentimientos entre la población; son el efecto de dos pestes, amarilla y azulada, que están actuando juntas y en un mismo escenario, y es contra ellas y sus amos que tenemos que lidiar.

Estamos en etapa electoral y con problemas de sanidad y económicos muy difíciles y como yapa, los masistas están bloqueados los instrumentos necesarios para hacer gestión de Gobierno. Jeanine carece de los instrumentos legales para manejar el Estado, pues están copados por la Eva Copa y el Evo Coca; la fuerza pública es remisa y omisa y para más yapa tiene que administrar un Estado endeudado y yesca.

En los próximos meses por la crisis económica y la pandemia, al igual que los ciudadanos, el Gobierno no tendrá plata para pagar los salarios del sector público, de la salud, educación, policía y ejército y tampoco pagar  las subvenciones al consumo de electricidad y agua potable y aún menos los diversos bonos que se crean cada rato. Y ahora quien podrá defendernos!!. El Chapulín Colorado ha muerto.

Los populistas siguen gobernando y lo hacen acuciosamente. Se dedican a controlar a la gente y la economía y desde el parlamento escriben leyes, generalmente mal redactadas y confusas y luego hacen interpretaciones, llamadas jurídicas sobre ellas, solo para combatir a los opositores y así darles gusto y placer de sus jefes. Esto lo venden al mundo como democracia comunitaria, con lo que se cumple el adagio populista: “Para mis amigos todo, para mis enemigos la ley”.

El ciudadano para sobrevivir en este ambiente y bajo el sistema legal populista, tiene que saber: “a quién pagar y cuánto pagar”, hablamos de jueces y fiscales.

Lo que permanece firme, boyante e impune pues es el sustento de los gobiernos populistas, es el negocio de la coca y el narcotráfico, el que calculan que en Bolivia produce seis mil millones de dólares anuales; algo menos que años anteriores, pero aún bastante para enriquecer al sindicato masista y comprar apoyos de las fuerzas regulares e irregulares.

Por su parte, el Programa y el accionar de los Jefes de los partidos que se dicen opositores al MAS, es destrozar al Gobierno transitorio y a la Presidente y también lo hacen entre ellos, por lo cual las opciones en las próximas elecciones, según muestran las encuestas de opinión, son el Evo y el Ego; con lo que la situación será insostenible y el país inviable. La cura por el desastre quizá será la solución.

Se ha visto muchas veces en la historia de los países, que contando con muchísimos recursos, apoyo económico e infraestructura plenamente desarrollada, finalmente terminan quebrados si el que encabeza la administración es alguien sin la más mínima capacidad de gestión. Imagínense en tiempos de crisis como la actual y con un Presidente miedoso, vacilante, dudoso, titubeante, perplejo, inseguro, confuso, etc.

Para estas circunstancias, los analistas aconsejan a los ciudadanos: acomodarse, rendirse ante la tiranía del gran Jefe cocalero y acullicar en masa mientras esperan sus órdenes. También apoyar al Ego, por lo del voto útil y ver como se repiten los revolcones y renuncias, que ya vimos en su efímero y fallido mandato. En resumen janiwua.

Los ciudadanos demócratas aspiramos a vivir en un mundo, donde prevalezca el respeto, los valores, la justicia y el bienestar ciudadano y esto implica asumir sin temor, el reto y las responsabilidades. Lo que se busca es garantizar al ciudadano, su libertad, su seguridad, su vida, su economía, con normas para una buena convivencia y en una sociedad donde se valora y respeta su rica diversidad.

El programa populista que atrae a mucha gente, usa el racismo como arma de confrontación ciudadana y como su base económica ampliar la coca, el narcotráfico y la economía informal. Esto a corto plazo hace ricos a los capos y convierte al país en el centro de los Carteles internacionales del narcotráfico; un Estado delincuencial y violento, donde todo gira alrededor de los Carteles y del Caudillo y sus apetencias de poder, económicas y sensuales (wuawamikhuy).

No existe nada gratis, hay que ganarlo y nuestra opción para avanzar y prosperar es unirnos y construir el Estado Republicano Democrático Federal, usando todas las armas al alcance y buscando el apoyo de todos los aliados internacionales que estén dispuestos a ayudarnos, pues esta pandemia populista si no se la cura a tiempo infectara a todo el mundo.