Familia de Hanalí denuncia vulneración al debido proceso

Restos exhumados son de exteniente Clavijo.  “Sí pertenecen estos restos al señor Jorge Clavijo y con esto ha quedado cerrado el caso”, dijo ayer el fiscal general Juan Lanchipa.

IMÁGENES DE LO QUE FUE LA EXHUMACIÓN AL CADÁVER DE JORGE CLAVIJO.



 

Fuente: El Diario / La Paz

 

Luego de que el fiscal general, Juan Lanchipa, anunciara ayer, en conferencia de prensa, que los restos óseos exhumados son del exteniente de Policía, Jorge Clavijo, el abogado Eduardo León, que patrocina a la familia de Hanalí Huaycho, denunció la vulneración al debido proceso, ya que no fueron notificados con los resultados periciales.

El jurista aseguró a EL DIARIO que a pesar de la insistencia para conocer los resultados de las pericias, la respuesta que obtuvieron del Ministerio Público fue que los sobres de los exámenes periciales estaban aún cerrados, por lo que se vieron sorprendidos con la conferencia de prensa de Lanchipa.

“No conocemos los extremos, los análisis, los términos que se han hecho, y esto debe ser también de conocimiento del equipo científico que nos apoyan para ver si realmente se ha cumplido con los protocolos. Puede que sea un trabajo muy delicado y detallado el que hayan hecho, pero no pueden cometer errores que causen susceptibilidad, y esos son errores procesales”, explicó.

El Ministerio Público tenía la responsabilidad de hacer conocer los resultados a todas las partes, antes que a la opinión pública, precisó.

“Lo que se ha hecho en este caso es similar a lo que sucedió el 2013, donde nos enteramos por la prensa de cuáles serían los supuestos resultados de estos dictámenes, lo que vulnera nuestro derecho al debido proceso”, apuntó.

En ese marco, dijo que una vez que conozcan el contenido de los dictámenes periciales emitirán un criterio científico – legal, y de ser necesario lo objetarán.

“El trabajo científico que realiza el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) tiene que guardar la reserva y una vez que ellos cumplen con el trabajo del dictamen hacen conocer a las partes para que los peritos de parte puedan pedir complementaciones, observaciones o realizar impugnaciones, en este caso se hace algo público queriendo de, alguna manera, menospreciar el trabajo que tenemos nosotros, de querer impugnar o buscar alguna aclaración”, apuntó.

León recordó que el artículo 180 de la Constitución Política del Estado (CPE), señala que la jurisdicción ordinaria se fundamenta en los principios procesales de gratuidad, publicidad, transparencia, oralidad, celeridad, probidad, honestidad, legalidad, eficacia, eficiencia, accesibilidad, inmediatez, verdad material, debido proceso e igualdad de las partes ante el juez y se garantiza el principio de impugnación en los procesos judiciales.

CIERRE DE CASO

El fiscal general, Juan Lanchipa, confirmó ayer que los restos óseos exhumados el pasado 25 de septiembre, en el Cementerio Celestial, ubicado en la zona Sur de la ciudad de La Paz, pertenecen al exteniente de Policía, Jorge Clavijo, autor del asesinato de su esposa, la periodista Hanalí Huaycho.

“Podemos concluir de forma inobjetable y con absoluta certeza técnica y científica, que, a través de la huellografía y genética forense, los restos cadavéricos exhumados pertenecen al señor Jorge Clavijo”, dijo Lanchipa.

Manifestó que para el estudio científico se recurrió a expertos que conformaron un equipo multidisciplinario del IDIF en el área de tanatología forense, antropología forense, radiología forense, criminalística, a través de sus áreas de fotografía y huellografía forense y genética forense, además del apoyo de un perito en odontología forense miembro de la sociedad boliviana de odontología legal y forense filial La Paz.

Por su parte, el director nacional del IDIF, Andrés Flores, explicó que las conclusiones del trabajo especializado determinaron mediante criminalística huellografía, producto del cotejo huellográfico, que estableció la identificación positiva entre la necrodactilia del dedo pulgar derecho, obtenida de la mano derecha del cadáver y el dactilograma del dedo pulgar derecho cursante en la tarjeta prontuario en custodia del Servicio General de Identificación Personal (Segip), que concluyó que las mismas pertenecen a la identidad física humana de Clavijo.

“A través de genética forense, se llegó a los siguientes resultados: Los restos cadavéricos de Clavijo determinan como padre biológico del menor C. L. C. H. (hijo de Hanalí Huaycho). Los restos cadavéricos pertenecen a la misma línea paterna; Los restos cadavéricos pertenecen a la misma línea materna. Mediante el Laboratorio Especializado se obtuvo el perfil genético – ADN de los restos óseos del cadáver, los cuales fueron cotejados con las muestras genéticas del hijo, hermana y tío paterno de Jorge Clavijo”, sostuvo Flores.

Lanchipa recordó que en febrero de este año, instruyó una investigación de oficio sobre este caso, ya que existían fuertes dudas de que el cuerpo no era de Clavijo.