Telenovela, actores y políticos, en tiempos de elecciones

Ovidio Roca – eju.tvOvidio Roca

¿La democracia? … no es más que un simple juego, -de puro azar- va la apuesta al político que cause el menor daño.

25/9/20 j.ll.folch



Estos cuentos recogen las faenas de un popular cocalero y de otros actores de la politiquería nacional y están escritos al peor estilo de las Telenovelas. Son relatos de por aquí y de por allá; de esos que viajan y toman vuelo propio y cuando pasan sobre las montañas, valles, selvas, se transforman y adquieren los sabores locales. Todo es ficción, nada es verdad y cualquier semejanza con hechos históricos es pura coincidencia. El problema es que la realidad supera a la ficción.

El Linera, el Héctor y Luis Arce, el Juan Ramón de la Quintana, cumplen encargo de sus mandamases Castrochavista y son los Productores y guionistas de esta Telenovela cocalera que exalta un Icono con cara de indígena, la que es utilizada para atraer y engatusar a las masas populares de raigambre indígena.

Evaristo, es el actor que interpreta el Personaje indígena populista en la telenovela cocalera, la cara le ayuda pero dicen que no el mate.

Evo, el personaje histórico parte de Orinoka, deja a las ovejitas y sin aprobar la escuela primaria se va a Uru Uru, donde trabaja con un Conjunto musical y empieza a gozar de la vida bohemia, tocando la trompeta en las retretas y serenatas.

Se va al Chapare donde descolló como futbolero y a punta de pelotazos se gana la Jefatura sindical indefinidamente y allí lo descubren los del Foro de San Pablo y lo hacen Presidente de la Bolivia, por catorce años.
Como el ll’unkerio da para todo, ya estando en pleno goce del poder y como muestra de aprecio y admiración, sus amigos populistas para compensar lo de la fallida escuela primaria, le regalaron cincuenta Doctorados y de otras tantas Universidades.

Un problema surgió luego para los Guionistas de la Telenovela y fue que Evaristo el actor, producto de su triunfo en las carteleras, se encarnó en el personaje político cocalero, se creyó el Jefazo y convenció a sus fans que él es el Evo, el tipo de la película y empezó a desplazar a los guionistas.

Los detractores de la Telenovela y especialmente los de las llanuras, odian equivocadamente al Actor, cuando los responsables de la trama y los hechos que se relatan son los guionistas q’aras. Especialmente el Linera que se chisporroteo y chisporroteo al actor, cuando dijo: No lo abandonen al presidente Evo y luego vaticinó: “Va a haber llanto y el sol se va a esconder, la luna se va a escapar y todo va a ser tristeza para nosotros”.

Este año, desde Buenos Aires y luego de conocer los datos positivos de la intención del voto en las próximas elecciones, Evaristo envía un mensaje a sus seguidores: “Estoy seguro, hermanas y hermanos, que no me van a abandonar; ganamos las elecciones, al día siguiente estoy entrando por Yacuiba a Bolivia, retornando”. En los medios sociales se publicó un urgente mensaje de alerta: “Rápido, calzón de lata para las niñas, Wawamikuy a la vista”.

Al igual que años atrás una simpática periodista, el candidato Chi de visita a Oruro manifestó que por el mal drenaje en la ciudad había olores horribles. La joven periodista vivió un viacrucis y pidió perdón pero pasaron lo años y a nadie se le ocurrió hacer tratamiento de los desechos mineros porque “pecunia non olet”. Por su parte Chi se salió por la tangente.

Los masistas muy buenitos y en busca de votos, le ofrecieron a Chi un cargo diplomático y no una Iglesia en el Chapare; podría ser Cónsul en Pionyang, La Habana o Caracas.

Otro actor intercultural, de la línea aunque no de la talla, del llajtamasi gigante Camacho arremetió este viernes contra su aliada, la Presidente Janine, lo hizo luego de que ella renunciara a su candidatura y aseveró: “Por cuidar su candidatura no defendió la vida de los bolivianos durante los bloqueos del MAS y murieron 40 personas por falta de oxígeno”. Comete una aberración política; libera de toda responsabilidad a Evo y ataca extemporáneamente Janine, que ya había renunciado a su candidatura. Ergo ama a Evo sobre todas las mujeres y las cosas. Parodiando a Cicerón: Un político no solo debe ser sensato, sino parecerlo.

En la anterior elección, los cruceños que adversan al MAS apostaron al voto útil y votaron por el candidato mejor posicionado aunque no era de su agrado. Un candidato de mesa servida; un excelente periodista, que discursea y se expresa muy bien, pero que ha mostrado no tener aptitudes y carácter para la toma de decisiones y de gestión; muy necesarios en estos tiempos de pandemia económica y coronavirica.

Este personaje en su afán de ser popular cae fácilmente, a causa de su ego, en las burlas del pueblo. En la anterior elección y mientras hacía campaña en el Alto de la ciudad de La Paz, fue conminado por los vecinos a unirse íntimamente con la Pachamama; él rápidamente se tiró al suelo y se revolcó en la tierra, luego se puso de cuatro patas y se agazapó como un cachorro. Los alteños celebraron con risas su memez, hoy gracias al Andronico chapareño, dirían su estolidez.

Por eso del sentido común; así como un restaurante contrata el mejor cocinero, un equipo de fútbol el mejor jugador; un país debe contratar el mejor estadista y no cualquier lenguaraz.

El problema es que no vemos opciones; el tercero sería peor y Tuto que es el que tiene mayor temple, experiencia de estadista y por tanto capacidad para hacer una mejor Gestión de Gobierno es ignorado, con estolidez suicida, por la población y está muy abajo en las encuestas. ¡Y ahora quien podrá defendernos!.
ovidioroca.wordpress.com