Defensoría detecta deficiencias en atención oportuna a víctimas de violencia

Una investigación defensorial evidenció que durante la cuarentena la atención de casos de violencia por la Felcv fue ineficiente y poco efectiva.

Fuente: Bolivia Tv (video) El Deber

Nadia Cruz, defensora del Pueblo, presentó este martes un informe titulado ‘El deber de protección a las mujeres, a través del funcionamiento de la Felcv durante la pandemia de la covid-19’,  donde enumeró una serie de deficiencias identificadas en la atención a víctimas del maltrato durante la cuarentena rígida.



De acuerdo con el informe leído por Cruz, la atención de casos de violencia hacia la mujer por la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv), a través de líneas WhatsApp, durante la cuarentena, no fue eficiente ni efectiva, ya que su efectividad alcanzó a un 43,3% y en ningún departamento del país se tuvo una respuesta inmediata.

Cruz agregó que la atención a través de la línea gratuita de la Felcv 800 140340 tampoco tuvo una plena efectividad.

“La ausencia de una atención inmediata en las líneas de WhatsApp llegó al extremo de que una respuesta demoró más de 12 horas; el caso del Beni preocupó a la Defensoría del Pueblo, porque se evidenció que esa línea sería de uso exclusivamente administrativo y no así para la atención de las víctimas de casos de violencia, y porque el personal policial no estaba capacitado para atender esa modalidad y desconocía la línea gratuita”, enfatizó la defensora.

Además, citó que la Felcv tiene 3.500 investigadores en todo el país, y solo cuentan con 189 computadoras, de las cuales solo 69 contaban con acceso a internet proporcionada por el Estado.

El monto destinado en crédito de llamadas para la atención de casos de la Felcv de La Paz y El Alto es insuficiente, puesto que en el primer caso es de 20 bolivianos diarios y en el segundo, de 60 al mes”, añadió Cruz.

Para la defensora del Pueblo, las deficiencias identificadas en el trabajo de la Felcv evidencian que el Estado no se encontraba preparado para asumir el salto tecnológico para que la población pueda ser atendida a través del uso de las TICs.