El mensaje que dejó escrito Joe Biden en un muro de su casa natal durante su visita a Scranton

En las primeras horas del día de las elecciones en los Estados Unidos, el candidato demócrata a la presidencia estuvo en el hogar donde se crió. Allí repitió un ritual que ya había realizado antes de ser elegido vicepresidente de Barack Obama

infobae-image

Fuente: infobae.com

De esta casa a la Casa Blanca con la Gracia de Dios” fue el mensaje que dejó el candidato a la presidencia de Estados Unidos, Joe Biden, en una de las paredes del hogar donde se crió.



El demócrata ya había escrito un mensaje similar en las paredes de su casa previo a las elecciones de 2008 cuando era candidato a la vicepresidencia como compañero de fórmula de Barack Obama, quien se terminó imponiendo frente a John McCain.

infobae-image

“Quiero restaurar la decencia y el honor básicos en la Casa Blanca”, había dicho antes Biden en un breve discurso frente a sus seguidores. El demócrata también expresó que se postuló para “unir al país” tras los cuatro años de presidencia Trump.

Además, se refirió a sus raíces en la ciudad. Aseguró que allí aprendió de su familia que “el dinero no determina tu riqueza” y que cada persona tiene la responsabilidad de “cuidar” a los demás.

Días antes, Biden se había referido a su ciudad en un mensaje publicado en Twitter. “Scranton, Pensilvania, no es solo de donde soy, es la gente para la que estoy. Lucharé todos los días en la Casa Blanca por los estadounidenses trabajadores que hacen que nuestro país funcione”, escribió entonces junto a un video con fotos de su vida en este centro de clase trabajadora de Pensilvania.

Luchando hasta el final por cada voto, el candidato demócrata se dirigió este martes a Filadelfia y su Scranton natal como parte de un esfuerzo final para obtener el voto antes de esperar los resultados de las elecciones en su casa en Wilmington, Delaware. Su compañera de fórmula, la senadora Kamala Harris, estaba de visita en Detroit, una ciudad fuertemente negra en el campo de batalla de Michigan. Sus dos cónyuges también se marcharon, mientras los demócratas buscaban una clara victoria.

Biden y su esposa, Jill, comenzaron el día con una parada en St. Joseph’s en Brandywine en Wilmington, Delaware, con dos de sus nietos a cuestas. Después de una breve visita a la iglesia, los cuatro caminaron hasta la tumba de su difunto hijo Beau Biden, en el cementerio de la iglesia. Beau, un ex fiscal general de Delaware, murió de cáncer cerebral en 2015 y había alentado al ex vicepresidente a hacer otra carrera en la Casa Blanca.

Por su parte, Trump hizo una aparición matutina en “Fox & Friends”, donde predijo que ganaría por un margen electoral mayor que en 2016, cuando sumó 306 votos del colegio electoral en comparación con los 232 de la demócrata Hillary Clinton. El presidente también planeaba visitar su sede de campaña en Virginia e invitó a cientos de simpatizantes a una fiesta de la noche de las elecciones en el East Room de la Casa Blanca.

Ambos candidatos votaron anticipadamente, pero la primera dama Melania Trump emitió su voto el martes cerca de Mar-a-Lago, la propiedad de la pareja en Palm Beach, Florida.

Quien gane tendrá que lidiar con una nación ansiosa, que se tambalea por una crisis de salud sin precedentes que ha causado el cierre de escuelas y negocios y que empeora a medida que se aproxima el invierno.