Evo en Bolivia: Estaba seguro que iba a volver, no pensé que tan pronto

«Estaba seguro que iba a volver, no pensé que tan pronto», declaró Morales en el acto de despedida que le organizaron en el puente internacional La Quiaca-Villazón, al que asistió el presidente argentino Alberto Fernández.

Fuente: Página Siete Digital

El expresidente Evo Morales se despidió la mañana de este lunes de Argentina, país que le dio asilo por casi un año, después de su renuncia a la Presidencia, en noviembre de 2019.



«Estaba seguro que iba a volver, no pensé que tan pronto», declaró Morales en el acto de despedida que le organizaron en el puente internacional La Quiaca-Villazón, al que asistió el presidente argentino Alberto Fernández.

El expresidente ingresó a territorio boliviano en medio de una fiesta en ese paso fronterizo. En La Quiaca fue despedido por varias autoridades argentinas y se anunció que Fernández lo acompañará en la caravana que llegue al Trópico.

A Morales lo acompañan el exvicepresidente Álvaro García Linera y el exembajador de Bolivia en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Sacha Llorenti.

Durante el acto de despedida, Morales agradeció el apoyo de las autoridades de los países que lo acogieron durante su periodo de asilado político.

“Gracias a la unidad del pueblo boliviano y al acompañamiento de autoridades y exautoridades del mundo”, dijo Morales antes de cruzar la frontera.

En Villazón fue recibido por una multitud que será parte de la caranava que lo acompañará hasta el departamento de Cochabamba.

Evo y Álvaro cruzan la frontera en Villazón y pisan suelo boliviano

El expresidente de Bolivia Evo Morales y el exvicepresidente Álvaro García Linera, junto con el mandatario argentino, Alberto Fernández, ingresaron hoy al puesto fronterizo de Villazón y pisaron suelo boliviano a casi un año de su salida en 2019.

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, junto a Evo Morales en Villazón.
El presidente de Argentina, Alberto Fernández, junto a Evo Morales en Villazón.

Fuente: Opinión

El expresidente de Bolivia Evo Morales y el exvicepresidente Álvaro García Linera, junto con el mandatario argentino, Alberto Fernández, ingresaron hoy al puesto fronterizo de Villazón y pisaron suelo boliviano a casi un año de su salida en 2019.

«Estoy muy feliz de haberle tendido la mano a Evo», dijo el presidente Argentina, Alberto Fernádez, y agregó: «Fue un honor haberte tenido entre nosotros». Fernández cerró su discurso con un «Viva Argentina, viva Bolivia, viva América Latina», tras lo cual se fundieron en un abrazo y lo acompañó a cruzar el puente internacional hacia Villazón.

El expresidente fue despedido con un acto masivo en La Quiaca, en el lado de Argentina, país en el que estuvo desde el pasado 12 de diciembre previo paso por México tras dejar un mes antes Bolivia, a donde vuelve un día después de que haya retomado el poder su partido, el Movimiento Al Socialismo (MAS).

Al acto asistió el presidente argentino, Alberto Fernández, quien lo despidió antes de cruzar a Bolivia, donde iniciará una caravana hasta llegar el miércoles a Chimoré.

Chimoré fue el lugar desde el que el 11 de noviembre de 2019 salió hacia México, tras anunciar el día antes que renunciaba a la Presidencia de Bolivia forzado, según dijo, por un golpe de Estado en medio de presiones de militares y policías, entre otras.

Morales había sido declarado vencedor de las elecciones de octubre de ese año para un cuarto mandato consecutivo, pero luego fueron anuladas entre denuncias de fraude a su favor, que siempre ha negado.

Morales regresó acompañado de quien fue su vicepresidente durante sus casi 14 años en el poder, Álvaro García Linera, y varios exministros de su etapa al frente de Bolivia.

El exmandatario vuelve a su país un después de que el MAS haya recuperado el poder con Luis Arce como nuevo presidente de Bolivia, tras ganar las elecciones generales del mes pasado con una amplia mayoría del 55.1 por ciento de los votos.

Además, la Justicia boliviana retiró días atrás una orden de aprehensión que pesaba en su contra, en uno de los procesos judiciales iniciados a instancias del anterior Gobierno interino de Jeanine Áñez, aunque aún siguen abiertas varias causas.

Morales tiene previsto pernoctar en esta jornada en la localidad andina de Uyuni, para proseguir el martes su viaje hasta Orinoca, su localidad natal, y el miércoles llegar a Chimoré, en la zona cocalera donde inició su carrera política y donde sigue siendo presidente de las federaciones de productores de hoja de coca.