La Felcc detiene a los asesinos del taxista que fue apuñalado

Dos de los tres implicados están detenidos. Hay uno que podría haber cruzado frontera con Brasil

Fuente: El Deber



Los investigadores de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) esclarecieron el asesinato de Oriel Moreno Espinoza (42), el taxista cuyo cuerpo fue encontrado en la ruta que va hacia Pailón, con más de 30 heridas cortopunzantes en el cuerpo.

Los criminales se habían llevado la vagoneta que Moreno conducía el día del hecho y la vendieron a otras dos personas en el municipio de Puerto Suárez, desde donde fue recuperada por agentes de la Dirección de Prevención del Robo de Vehículos (Diprove). Ahora esas personas están arrestadas y la Fiscalía definirá su situación jurídica.

Tras este hallazgo, explicó el director nacional de la Felcc, Fermín Aguilar, los investigadores les mostraron a los arrestados las imágenes de las cámaras de seguridad de los surtidores por donde pasó el vehículo que era conducido por Moreno y confirmaron que los tres sujetos que les vendieron el vehículo, eran los mismos que estaban como pasajeros de la víctima.

Con esta información los agentes del Departamento de Análisis Criminal e Inteligencia (DACI) cruzaron información, llamadas y siguieron la pista de los sujetos, hasta dar con uno de ellos en el municipio de Cotoca.

Una vez esta persona confesó su participación en el crimen, los agentes lograron detener a una segunda persona y confirmaron la identidad del tercer asesino. De acuerdo con los informes policiales los detenidos fueron identificados como Jorge A. C. y Herland D. R., los mismos que serán puestos a disposición del Ministerio Público para que presten declaración por el crimen del taxista.

El prófugo de este grupo de atracadores, que asesinaron a Moreno solo con la finalidad de robarle el motorizado, se presume que se fue con la parte que le correspondía de los $u 2.500 en que vendieron el vehículo, hacia la frontera con Brasil, por lo que la Felcc ha enviado informes sobre este sujeto para que las autoridades brasileñas puedan colaborar con su detención.

Aguilar confirmó que los asesinos eran pasajeros ocasionales que encontró Moreno y que le solicitaron un viaje expreso hacia la zona que es puerta de ingreso a la Chiquitania.

«La violencia con la que actuaron los sujetos al momento de matar al taxista, es solo porque vieron que era corpulento y podía hacerles frente», explicó Aguilar y dijo que el taxista, que dejó un niño de 4 años sin padre, había sido boxeador años atrás.