Romero afirma que Issa y Santamaría le pidieron perjudicar a Evo «en algún hecho»

La semana pasada, cuando recibió a Morales en Chimoré, ya había revelado esta situación

Romero cuando fungía como ministro de Gobierno en 2019.
Fuente: correodelsur.com

El exministro de Gobierno, Carlos Romero, afirmó que cuando estuvo preso en el penal de San Pedro entre el 17 de enero y 16 de juniorecibió la visita de Javier Issa y Wilson Santamaría, dos viceministros del gobierno de transición, quienes le pidieron involucrar al expresidente Evo Morales «en algún hecho» que le perjudique.

«Vinieron (a la cárcel de San Pedro cuando estaba preso) dos viceministros sinvergüenzas a decirme que, si yo lo involucraba a Evo Morales en algún hecho que lo perjudique como persona o políticamente, yo iba a ser favorecido», dijo Romero, en una entrevista «No Mentirás» de PAT.



Y cuando fue consultado sobre quiénes fueron esas personas, respondió de manera enfática: «El señor Issa y el señor Santamaría», quienes fueron viceministros de Régimen Interior y Seguridad Ciudadana cuando el Ministerio de Gobierno estuvo a cargo de Arturo Murillo, actualmente requerido por la justicia.

Romero recordó que en esa conversación ambos le pidieron: «nos ayudaremos»; pero el contestó que si realmente querían ayudarle le regalen un bacín porque estaba encerrado sin poder ir al baño.

«Luego me dicen ‘mirá, si hacemos un arreglo’. (Pero) yo no necesito su ayuda y jamás actuaría de manera injusta, de manera inmoral. Entonces, salió Santamaría y me dijo, ‘tú fianza va a ser 50 mil dólares’, lo dijo ahí, saliendo del recinto ese», relató.

La exautoridad remarcó que, cuando fue acusado por presuntas irregularidades en contrataciones de la Unidad Ejecutora de Lucha Integral Contra el Narcotráfico, no calculaba que se iban a registrar este tipo de situaciones.

Romero, en una anterior entrevista realizada la semana pasada, ya había anticipado que personeros del anterior Gobierno le visitaron cuando estaba detenido, pero entonces no dio ningún nombre, aunque sí precisó que se buscaba vincular al exjefe de Estado con el narcotráfico.

«Hemos sufrido persecución política, policial, judicial y lo hemos hecho valientemente, porque nos hemos quedado para dar la cara. Cuando me visitaron en San Pedro y me dijeron que involucre a Evo Morales con un caso de narcotráfico a cambio de recibir ayuda jurídica, (pero) me he resistido tenazmente», afirmó el exministro en aquella oportunidad.